La  tradicional heladería Catania de barrio Echesortu, ubicada en Zeballos y Avellaneda, decidió realizar un "cierre preventivo" de su local por 12 días para no exponer al personal ante el incremento de casos nuevos de coronavirus en la ciudad.

"Dada la proyección de casos de COVID en Rosario y con el objeto de no exponer a nuestro personal. Resolvimos realizar un cierre preventivo desde el día 4 al 16 de Setiembre,seguimos comunicando por nuestras redes. Gracias y sigamos siendo responsables", indicaron desde la empresa, a través de su cuenta de Twitter.

"Ya este fin de semana hubo mucha gente. Viene septiembre, un mes de más movimiento, y como han subido los casos en la ciudad creemos que sería bueno hacer un cierre preventivo para preservar a los empleados y a nosotros mismos", señaló este jueves por la mañana Bibiana, titular de heladería Catania, en diálogo con La Ocho.

Catania fue inaugurada en el año 1952 por José Capitano, un inmigrante italiano. Luego de pasar por diferentes lugares, la heladería fijó su lugar definitivo en la esquina de Zeballos y Avellaneda en el año 1967. Desde entonces, el negocio se convirtió en un símbolo de barrio Echesortu.