Rusia conmemora el centenario del fusilamiento del zar Nicolás II

Moscú. Rusia organiza por estos días diversos actos de conmemoración del asesinato del último zar, Nicolás II, y de su familia, a manos de la revolución bolchevique de 1918. Y para esos fastos arribará este miércoles a la capital la descendiente más conocida de aquel gobierno aristocrático, la Gran Duquesa María Románova, jefa de la Casa Imperial Rusa, tal como gusta que la llamen.

María Románova, ahora puede regresar a Rusia. En la foto, sus
antepasados a los que la Revolución Socialista ejecutó en 1918.

"Yo y mi hijo, el heredero Gueorgui Mijáilovich asistiremos a la misa nocturna del 16 al 17 de julio en la Catedral de la Sangre Derramada en Yekaterimburgo", comentó la descendiente del último zar a la agencia EFE. María de Rusia, que nació en España en 1953, explicó que dicho templo fue erigido sobre las ruinas de la Casa Ipátiev, donde fue fusilada la familia imperial en la madrugada del 16 al 17 de julio de 1918.

Lo primero que hará la jefa de la Casa Imperial Rusa es visitar las ciudades siberianas de Tiumén y Tobolsk, donde la familia del zar estuvo confinada tras su apresamiento en marzo de 1917. 

Nicolás II, su esposa Alejandra y sus cinco hijos -el heredero de la corona, el zarévich Alexéi, y las princesas Olga, Tatiana María y Anastasía- permanecieron en Tobolsk bajo custodia entre agosto de 1917 y abril de 1918. Después serían trasladados a Yekaterimburgo, entonces Sverdlovsk, donde serían fusilados, tras lo que sus restos fueron destruidos en el lugar sobre el que fue construido el monasterio de los Santos Mártires Zaristas.

Nicolás II y su familia, cuando todavía eran el imperio.

Después del aniversario, Románova y su hijo también visitarán la localidad de Alapaevsk, donde fueron enterrados vivos en una mina la hermana de la emperatriz y otros miembros de la familia real.

El Patriarca de la Iglesia Ortodoxa Rusa, Kiril, oficiará la misa en honor a la familia imperial, cuyos miembros fueron santificados y son objeto de veneración por parte de los fieles ortodoxos.

Por el momento, se desconoce si en los actos conmemorativos tomarán parte los dirigentes rusos, que se abstuvieron de participar en noviembre en el centenario de la Revolución Bolchevique.

La familia imperial fue ejecutada en medio de la guerra civil que había estallado en Rusia tras la revolución de octubre de 1917 en un sótano de la casa Ipátiev de Yekaterimburgo.

EFE

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo