Wild Flower es una tienda online de juguetes sexuales donde los productos se clasifican por parte del cuerpo o tipo de juego, y no por género. Así, lograron crear el primer juguete sexual sin género, destinado a adaptarse a distintos cuerpos.

Se llama "Enby", cacofonía de NB, abreviatura de no binario, y está destinado para atraer a usuarios de todos los géneros, con una forma abstracta y una funcionalidad abierta evitando la comparación con diseños de juguetes sexuales más familiares.

"Queríamos crear un juguete que pudiera permanecer con alguien durante todas las transiciones de la vida: cuerpos cambiantes, nuevas parejas, deseos en evolución y más allá", dijo Wild Flower.La compañía agregó que la estética y la función neutrales de Enby "le permite escribir su propio guión sexual".

¿Pero cómo se usa Enby? La idea es que los usuarios puedan colocarlo o envolverlo en muchas áreas potencialmente sensibles de sus cuerpos. Como punto de partida, Wild Flower sugiere tres formas posibles de usar el juguete: moviéndose sobre él, enrollándolo o deslizándolo dentro de un arnés o ropa interior.

El juguete sexual de género neutro tiene tres velocidades y cinco patrones de vibración, y surge durante un renacimiento dentro del diseño de juguetes sexuales que poco a poco se ha ido alejando de los objetos con forma de pene,  y apuesta por las formas abstractas, suaves y mínimas.