Una escalada del valor de las acciones de la automotriz Tesla convirtió a su dueño, el sudafricano Elon Musk, en el hombre más rico de la Tierra. Un reporte de Bloomberg calcula su fortuna en más de 188.500 millones de dólares, unos 1500 millones más que el segundo, Jeff Bezos, CEO de Amazon, quien quedó relegado en el podio.

Este magnate de solo 49 años sí que supo hacer las cosas bien durante la pandemia. Sus acciones subieron 743% en 2020 y eso le reportó un crecimiento patrimonial de 482%. ¡Lo que tendrá que pagar por Ganancias!

Y eso que su mercado no es tan universal como Facebook. Tesla fabrica autos eléctricos. Fabricó medio millón de coches el año pasado, mucho menos que Ford y General Motors.

 

El Tesla, un auto eléctrico producido por la compañía de Musk.
El Tesla, un auto eléctrico producido por la compañía de Musk.

 

El salto original de Musk se explica en 42.000 millones de dólares en opciones sobre acciones sin ejecutar. Fue en lo que invirtió dos subvenciones que recibió en 2012 y 2018, la última de las cuales fue el mayor acuerdo salarial jamás alcanzado entre un director general y un consejo de administración de una empresa.

Un dato que da cuenta del crecimiento exponencial de su fortuna es que, las acciones de Tesla subieron en el jueves un 7,4%, a un récord de u$s 811,61, llevando su capitalización de mercado en u$s 769.000 millones lo que hizo disparar aún más su riqueza. 

Musk, quien cofundó y vendió la empresa de pagos por internet PayPal Holdings, lidera ahora algunas de las empresas más futuristas del mundo. Además de Tesla, dirige la empresa de cohetes SpaceX y Neuralink, un emprendimiento que está desarrollando interfaces cerebro-máquina de ancho de banda muy alto para conectar el cerebro humano a las computadoras. 

 

Musk también se metió en la carrera espacial con su proyecto Space X.
Musk también se metió en la carrera espacial con su proyecto Space X.