Rosario Central empezó formalmente el ciclo de Cristian Kily González como entrenador con una victoria 2 a 1 frente a Unión en Santa Fe. Dos goles de Lucas Gamba y un buen rendimiento del pibe Luciano "Pupi" Ferreyra, lo más rescatable del encuentro. Lo negativo: sufrió un poco en defensa, sobre todo con la dupla central, y estuvo descompensado por momentos.

Central formó con Ayala; Torrent, Novaretti, Bottinelli y Blanco; Ojeda, Villagra, Vecchio; Ferreyra, Gamba, López Pissano. Un primer tiempo sin emociones con algunas situaciones para Central pero no revistieron mucho peligro. En el complemento llegó la apertura del marcador cuando el pibe Ferreyra le puso un centro perfecto en la cabeza de Gamba que impactó con justeza y el 1 a 0.

 

 

Al instante Unión tuvo el empate pero la definición fue pésima. Lo más aplaudido del partido fue el segundo gol. En redes los hinchas canayas coincidieron que fue un golazo. Es que hubo una una combinación entre varios jugadores y Blanco lo asistió a Gamba para la segunda conquista. Unión descontó de penal en la otra jugada. 

 

Rosario Central on Twitter