El gobernador durante la presentación de la Mesa
El gobernador durante la presentación de la Mesa

Este martes, el gobernador Miguel Lifschitz constituyó formalmente la denominada Mesa de Migración del Transporte Público a 100% Biodiesel. La intención es reemplazar los combustibles actuales por uno ecológico que permita ahorrar costos y mitigar el impacto en el medio ambiente, algo que ya ocurre parcialmente en Rosario.  

“Si no hubiese surgido la quita subsidios al transporte, igualmente seguiríamos promoviendo el uso de biocombustibles, porque se reduce la contaminación, y el impacto ambientar de los motores diesel de la mayoría de los colectivos”, señaló Lifschitz al presentar la iniciativa.

El gobernador indicó además que con esta movida se buscará darle impulso a la industria regional. “En Santa Fe se genera el 80% del biodiesel del mercado, es una industria que genera empleo y enriquece la cadena de valor de la soja”, dijo.

Además, el gobernador destacó como significativo que la implementación del biodiesel permitirá tener “menores gastos, que impactará positivamente en los estudios de costo. Esto no va a resolver la totalidad del problema, pero ayudará a bajar a mitigar el impacto”.

La experiencia rosarina

Actualmente en Rosario existen 400 unidades del transporte público que funcionan con biodiesel en un 25 por ciento, y dos que lo hacen al ciento por ciento. Se estima que actualmente el litro de biodiesel cuesta 10 pesos menos que el gasoil.

La semana pasada, Lifschitz presentó en la Plaza Sarmiento la experiencia BioBus, “un proyecto con mucho futuro”, según dijo.

“Estamos en condiciones de ampliar ese desafío y extenderlo a toda la flota de la provincia, avanzando de manera gradual, y que seguramente se trasladará a otras provincias, como ya lo hicimos con Salta”, se entusiasmó el gobernador.