Bouza pone al deporte como herramienta fundamental para la inclusión
Bouza pone al deporte como herramienta fundamental para la inclusión

Contra cualquier pronóstico, la Municipalidad le da crédito a la propuesta de la concejala PRO Agustina Bouza de habilitar los polideportivos municipales en horario nocturno para que jóvenes de sectores excluidos puedan reunirse a patear la pelota sin la presencia de árbitros que regulen los encuentros. Por lo menos, el responsable del área Deportes sí reparó en la necesidad de tomar recaudos para que la puesta en práctica se haga en condiciones seguras, y que no propicie más violencia en lugar de evitarla, tal como se propone. Pero para eso falta mucho, incluso todo un debate en el Concejo, antes de que el proyecto se transforme en ordenanza. O no.

Adrián Ghiglione, subsecretario de Recreación y Deportes del municipio, dijo a Rosarioplus.com que “la idea del programa “Fútbol de noche” no asusta porque el deporte educa y lo regula la norma”, aunque aclaró que dependiendo de la población con la que se vaya a tratar “tendremos que trabajar con más o menos cuidado”.

“Si hablamos de chicos que tuvieron experiencias con las drogas hay que ver cómo se trabaja. Parece piola si se suman trabajadores sociales o gente que entienda en salud y consumo. Lo que seguro me parece fantástico es que se ponga al deporte como elemento para mitigar esa problemática”, valoró el funcionario municipal acerca de la posibilidad de usar la pelota como elemento de inclusión entre jóvenes con problemas de adicciones. 

Ghiglione pide cuidado "por los niveles de violencia que hay"
Ghiglione pide cuidado "por los niveles de violencia que hay"

La propuesta de Bouza plantea la necesidad de coordinar acciones con la Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico (Sedronar) que se haría cargo de brindar apoyo económico y profesional.

Ghiglione entiende que, al menos en las primeras etapas del proceso, sería importante la presencia de un mediador “por los niveles de violencia que hay”.

“Hay que desarrollarlo bien. Los chicos históricamente han jugado en el campito sin árbitros, pero depende siempre de la población que estemos tratando de insertar. Se debe preparar un trabajo social que enseñe el respeto por la persona con la que vamos a jugar”, concluyó el funcionario municipal.

Desde la Subsecretaría de Deportes marcaron además que los polideportivos suelen estar disponibles hasta las diez de la noche y recordaron que en países como Colombia se apostó por el fútbol callejero como herramienta de inclusión social, lográndose algunos resultados positivos.