El presidente Alberto Fernández decretó tres días de duelo nacional a partir de este miércoles con motivo del fallecimiento de Diego Armando Maradona, según se informó oficialmente.

En su cuenta personal de Twitter Alberto Fernández manifestó su dolor y dejó un sentido mensaje para el Diez. "Nos llevaste a lo más alto del mundo. Nos hiciste inmensamente felices. Fuiste el más grande de todos. Gracias por haber existido, Diego. Te vamos a extrañar toda la vida", escribió y acompañó con una imagen en la que se los ve a los dos fundirse en un abrazo.

 

Alberto Fernández on Twitter

 

De este modo quedaron suspendidas las actividades previstas en la agenda presidencial, entre ellas una visita a la ciudad de Venado Tuerto el día jueves en donde recorrería las instalaciones de las empresas Syngenta y Corven junto a autoridades provinciales.

En redes sociales los ministerios nacionales sumaron a su imagen un lazo negro en señal de luto, además de enviar desde las distintas carteras los saludos correspondientes. 

Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social on Twitter

 

También Cristina Fernández de Kirchner se expresó en relación a la muerte de Diego Maradona a través de Twitter. "Mucha tristeza... Mucha. Se fue un grande. Hasta siempre Diego, te queremos mucho", escribió la visepresidenta.

 

Cristina Kirchner on Twitter

 

Entre las personalidades políticas del gobierno provincial que enviaron sus saludos se encuentran la vicegobernadora Alejandra Rodenas, el ministro de trabajo Roberto Sukerman y el senador departamental Marcelo Lewandowski, quien compartió una imagen de Diego junto al Trinche Carlovich con un mensaje en que lamenta las dos pérdidas en este mismo año. "Se conocieron el mismo año en que nos dejaron. A tirar caños allá en lo alto!!!", escribió.

Marcelo Lewandowski on Twitter

 

 

Alejandra Rodenas ☀️ on Twitter

 

Maradona, una de las personalidades argentinas más influyentes de la historia, falleció este miércoles a los 60 años a raíz de una descompensación cardíaca, lo que provocó una profunda conmoción mundial.

El astro del fútbol permanecía con asistencia médica en una casa de Nordelta, en la zona norte del conurbano bonaerense, y sufrió un paro cardíaco del que intentaron reanimarlo sin éxito, confirmaron desde su entorno.

Diego estaba alojado en ese lugar desde el pasado miércoles 11, después de someterse a una operación por un hematoma subdural en su cabeza en la Clínica Olivos, nueve días antes. La familia y sus médicos habían decidido su traslado momentáneo a esa casa hasta definir las características de un tratamiento para rehabilitarlo de su adicción al alcohol y su dependencia a los fármacos.