La oposición al gobierno provincial movió fichas y cargó sobre la coyuntura de violencia urbana y homicidios que tienen en jaque a Rosario y alrededores. Fue la diputada socialista Lionella Cattalini la que convocó a dirigentes vecinales para conversar sobre este asunto y luego llamó a la prensa para señalar al ministro del área, Marcelo Sain. "Está ausente; no existe un plan concreto para proteger a los santafesinos. Los barrios reclaman una mayor presencia de fuerzas policiales", transmitió.

“Es necesario saber dónde está Sain, no lo estamos escuchando y pedimos con urgencia que se haga presente en la ciudad de Rosario, y pueda recorrer los barrios, atender la problemática de los vecinos para pensar soluciones con conjunto”, dijo la legisladora. El tono crítico hacia la gestión de Perotti en esta temática es similar al que antes recibían los ministros de Seguridad del Frente Progresista.

Como contexto, se cuentan los 212 homicidios en Rosario –la cifra más alta del último lustro– y la saga de asesinatos callejeros en Granadero Baigorria en estos primeros días de 2021.

“Es por eso que pedimos que el ministro Sain y el gobernador Perotti se pongan al frente de esta situación”, reiteró y manifestó que en los barrios “existe una desolación y desatención del gobierno provincial  hacia la ciudadanía”. 

Cattalini cargó las tintas sobre el patrullaje y la ausencia de policías en los barrios, según le trasladaron los vecinalistas consultados. Y también apuntó deficiencias en el sistema de videovigilancia.

“Cerramos el 2020 con una cifra de homicidios alarmante, la más alta después de cinco años. Esto no es sólo contra la violencia, sino contra los arrebatos, pero fundamentalmente nos preocupa el poco compromiso político en lo que hace a la seguridad de Rosario”, puntualizó.

Sobre la emergencia en seguridad votada el año pasado,  tras fuertes disputas políticas, replicó que  su bloque pedirá un informe al Ejecutivo provincial para saber qué pasó con el dinero destinado a seguridad. en ese orden, inquirió sobre la aplicación de 3 mil millones de pesos que el presidente  Alberto Fernández había anunciado en su última visita a Rosario. “Queremos saber también qué está pasando con la presencia de las fuerzas federales, hicimos un pedido informe que lamentablemente todavía no tuvo una respuesta”, completó.  

Palabra de vecinalistas  

Víctor de Batista, de la Vecinal Barrio Luis Agote, cercana a la zona de la Terminal Mariano Moreno, la mayor parte de los delitos radica en arrebatos y robos a mano armada, aunque enfatizó que en los últimos tres meses hubo dos violaciones en la vía publica, lo que generó un gran temor en los vecinos, en una zona donde conviven familias de mucho tiempo con jóvenes y estudiantes. De Batista también acusó al gobierno provincial de no darle soluciones y que a pesar de la insistencia de su parte “todavía no existe un interlocutor” que le dé una respuesta concreta  

 

Con la presencia de distintos vecinalistas de la ciudad de Rosario la reunión se llevó a cabo este martes por la mañana.
Con la presencia de distintos vecinalistas de la ciudad de Rosario la reunión se llevó a cabo este martes por la mañana.

 

“Cada vez que intentamos hablar con el ministerio de Seguridad, la respuesta es nada. Nos dicen que ya va a venir un plan, pero no llega. Se supone que hay un dinero destinado a la seguridad,  pero nadie te explica en qué se gasta y para qué se gasta” lamentó el vecinalista.

“Si encontramos un policía en barrio Agote, le damos un premio –ironizó–. La verdad es que no existe, sinceramente. Si se pide un patrullaje te lo dan durante dos días y después desaparece. No hay medidas de prevención”.   

Juan Bouman de la Vecinal Barrio Rucci, en la zona norte de la ciudad argumentó que su barrio no escapa a lo que sucede en otros espacios de Rosario, en ese sentido agregó que lo preocupante es la violencia con qué se comenten los robos, algunos menores, como arrebatos que muchas veces terminan con la victima hospitalizada

“La mayoría son casos de raterismo, incluso suelen quitarles a las señoras los bolsos de los mandados. Generalmente personas grandes que ante estas situaciones se caen y se quiebran la cadera, lo golpean, tienen contusiones que a veces resultan de gravedad”, describió.

“Lo que nosotros requerimos es mayor presencia policial. Se ha logrado tener un lugar donde hay policía, pero a veces hay un solo efectivo y no alcanza a la gran cantidad de reclamos que tiene la gente. Es el sistema de la frazada corta, te ponen un patrullero una semana, después lo sacan y lo llevan a otro barrio”, solicitó Bouman

“Estamos tratando de armar un bloque con distintas vecinales, por suerte hemos encontrado el apoyo político y vamos a seguir sumando vecinales para tener mayor repercusión· coincidieron ambos vecinalistas en el final.