Google patentó un oso de peluche que ve y escucha

El oso de peluche es uno de los primeros regalos que se hace cuando nace un niño en la familia. El objetivo del obsequio es que el bebé tenga compañía y ternura. Sin embargo, Google quiere ir un poco más allá. Por eso, patentó (vía Quartz) un aparato "antropomórfico, con forma de peluche o juguete, equipado con cámaras y sensores de audio”.

La finalidad del invento es interpretar los gestos de la persona que tenga en frente el oso y en base a eso, activar funciones o transmitir instrucciones hacia un tercer aparato. En otras palabras, que el peluche monitoree y reaccione de acuerdo a lo que "vea" y "escuche".

 

 

Las funciones de este aparato no son una novedad, lo curioso es que la patente haga mención a un “peluche”, siendo que podría ser cualquier otra cosa más "tradicional", tecnológicamente hablando. Tal vez Google esté apuntando a un sistema de monitoreo para niños o algo así.

De todas formas, muchos aparatos se patentan y pocos llegan a materializarse pero las patentes están ahí para que nadie se adelante. 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo