sec-corbata

La Corte venezolana cerró el Congreso y estalló la polémica

La oposición venezolana, la Organización de Estados Americanos (OEA) y varios gobiernos de la región calificaron como autogolpe de Estado y ruptura del orden constitucional la decisión del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela de arrogarse la competencia de legislar mientras entienda que persiste la situación de "desacato" que le atribuye al parlamento de mayoría opositora.

La resolución fue adoptada por la Sala Constitucional del TSJ, un día después de que emitiera otro fallo mediante el cual limitó la inmunidad constitucional de los legisladores con el mismo argumento del desacato.

"Mientras persista la situación de desacato y de invalidez de las actuaciones de la Asamblea Nacional, esta Sala Constitucional garantizará que las competencias parlamentarias sean ejercidas directamente por esta Sala o por el órgano que ella disponga", dice la sentencia.

Críticas

"Es un golpe de estado y quiero que el mundo nos ayude y los medios nos ayuden a decirlo con todas sus letras: en Venezuela (el presidente) Nicolás Maduro dio un golpe de estado", dijo el presidente de la Asamblea Nacional (parlamento unicameral), Julio Borges, en conferencia de prensa en el palacio legislativo.

"Aquello que hemos advertido lamentablemente se ha concretado", dijo el secretario general de la OEA, Luis Almagro, en un comunicado publicado esta tarde en el sitio web del organismo, en el que sostuvo que la decisión del TSJ expresa un "autogolpe de estado perpetrado por el régimen venezolano".

A juicio de Almagro, los dos fallos del TSJ "son los últimos golpes con que el régimen subvierte el orden constitucional del país y termina con la democracia", por lo que consideró "urgente" convocar al Consejo Permanente de la OEA "en el marco del artículo 20 de la Carta Democrática" Interamericana (CDI).

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo