sec-corbata

Juicio a Los Monos: los ocho detenidos serán trasladados a Piñero

Chamorro, Guille Cantero,  Vilches, el Viejo Cantero y Machuca (Foto: JJ García)

Los ocho imputados que están detenidos, de los 25 que son juzgados desde este martes en el juicio a la banda Los Monos, serán trasladados al penal de Piñero una vez que concluya la primera audiencia del proceso oral y público que se lleva adelante en la nueva sede de la Justicia Penal, aunque el juez Juan Andrés Donnola aun no resolvió el hábeas corpus interpuesto por las defensas.

Ariel "Guille" Cantero, Ramón Machuca (alias Monchi Cantero), Ariel Máximo Cantero ("El Viejo"), Mariano Salomón, Emanuel Chamorro, Leandro Vilches, Andrés "Gitano" Fernández y Walter Jure, los principales incriminados en la investigación, dejarán las instalaciones del CJP de Mitre y Virasoro, al menos por las primeras jornadas. Lo que ellos piden es ser trasladados todos los días desde Piñero hasta la sede del juicio oral y público.

Ese pedido es resistido por el Ministerio de Seguridad de la provincia, que teme que haya posibles intentos de rescate violentos o ataques en los trayectos del convoy que traslade a los detenidos, como sucedió en el traslado de Luis Bassi (acusado de matar al Pájaro Cantero) cuando regresaba a la cárcel de Coronda por la autopista a Santa Fe.

En un primer momento, la idea era que los detenidos permanecieran de lunes a jueves en el subsuelo del Centro de Justicia Penal, para ser trasladados durante los fines de semana a la vecina ciudad de Pérez, pero las defensas rechazaron esas condiciones.

El juez, de todos modos, aun no decidió si hará lugar o no al hábeas corpus. Para tomar una decisión, ordenó una serie de informes sobre los lugares de detención. Sin embargo, para descomprimir la situación el magistrado acordó con las partes que al menos en estos primeros días se resuelva el traslado de los presos a Piñero.

El reclamo

Este martes por la mañana cuando debía iniciarse la primera audiencia del juicio oral y público, los detenidos se negaron a ingresar a la sala de audiencias, en el segundo piso del Centro de Justicia Penal (CJP), e incluso algunos de ellos, para forzar la demora, se quitaron la ropa en la antesala del recinto de audiencias, lo que atrajo inmediata atención de la prensa y fue incluso título en medios nacionales.

La protesta está basada en que los acusados que deben cumplir prisión preventiva durante el proceso oral y público consideran que las condiciones de detención en el CJP de Mitre y Virasoro son deficientes y no garantizan derechos mínimos. Habrá que ver, entonces, si se les concede el pedido más allá de que este martes sí se los haya dejado regresar a sus lugares habituales de detención.  

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo