sec-corbata

Cargill: los aceiteros van a un paro por tiempo indeterminado

La protesta obrera no surtió efecto. La multinacional siguió adelante con su decisión de despedir trabajadores.

La conciliación obligatoria que impuso el Ministerio de Trabajo a Cargill y al sindicato aceitero transita sus últimas horas. El jueves a la tarde caerá ese paraguas y entonces los 44 despidos dispuestos por la multinacional cerealera en su puerto de Alvear quedarán efectivos.

De esta forma, el Sindicato de Aceiteros de Rosario anunció un "paro por tiempo indeterminado a partir del jueves" en las plantas de la empresa en las ciudades santafesinas de Punta Alvear y Villa Gobernador Gálvez; y en Ingeniero White, localidad de Bahía Blanca.

Este lunes fue la última instancia de todas las que empezaron a fines de enero entre directivos de la compañía de origen estadounidense, el Sindicato de Aceiteros Rosario (Soear) y los ministerios de Trabajo, tanto provincial como nacional. La multinacional no modificó su postura, por lo que se espera que este jueves se efectivicen los 44 despidos por los que se venía negociando. Cargill se mantiene intransigente respecto a dejar 44 operarios en la calle, a pesar de que hace años que integra el selecto grupo de las diez empresas que más exportan desde Argentina.

A las seis de la tarde del jueves culminará la conciliación obligatoria que Cargill había desobedecido a la Provincia y luego acatado a Nación. Este lunes se realizó la última audiencia de conciliación sin que la patronal afloje ni un ápice de su posición. Los trabajadores nucleados en el Sindicato de Obreros y Empleados Aceiteros de Rosario confirmaron a Rosarioplus.com que el director de Relaciones Laborales provincial Mario Gaggioli trató de cambiar la postura aduciendo que “no se trataba de legajos de empleados complicados, y que tienen familias, fue muy intenso”, recordó el encargado de prensa del gremio, Sergio Díaz.

No negociaron en ninguna de las audiencias con Nación ni Provincia, se mantuvieron firmes, cuando son todos laburantes, lo están haciendo para romper la unidad de los trabajadores”, especuló.

Este jueves después de las 18, cuando vence el plazo de la conciliación, desde Soear prevén que “no dejaran entrar a los 44 despedidos, y no habrá más instancias de negociación legal”. Si esto sucede, Díaz advirtió: “Se realizará una asamblea con los compañeros de la planta para decidir los pasos de lucha a seguir. No nos vamos a quedar en el molde”.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo