Para la Muni, el hospital para mascotas puede esperar

Desde la dirección del IMuSA pusieron reparos a la implementación de la ordenanza que crea un servicio de alta complejidad en el edificio de Francia y Godoy. Prefieren terminar de llegar con la atención primaria en cada distrito

Un dicho suele circular entre políticos: “Existen recursos limitados para necesidades limitadas”. La política también es definir prioridades. Para el nuevo director del Instituto Municipal de Salud Animal (IMuSA), Daniel Rinaldi la creación del Hospital Veterinario “Dr. Rafael Albarracín”, votada en la última sesión del Concejo del 2016, es un objetivo a futuro y no como adelantó el concejal y veterinario Carlos Cossia que será realidad en 2017.

“No lo descartamos pero entendemos que parte de lo que se pide en la ordenanza ya se hace y la otra parte requiere una restructuración de la repartición y el presupuesto”, explicó a RosarioPlus.com. Por citar ejemplos, señaló que el servicio para animales accidentados recibe 15 “pacientes” por mes.

“No es un número que alarme. En cambio, hacemos 1.200 esterilizaciones en el mismo tiempo y lugar, y eso aporta al control. La ordenanza establece dotarlo de un laboratorio de análisis, aparato de rayos X y demás que algunas veces no se justifican. No necesito pedir una radiografía a un perro con una pata quebrada para intervenirlo. Y los casos que si es necesario los estudios son garantizados por el Cemar”, agregó el funcionario.

Unificar o descentralizar

Como el IMuSA depende desde 2015 de la Secretaría de Salud, uno de los directores generales de Salud, Néstor Galván, dijo que el hospital va en contra del proceso de descentralización del servicio en los barrios. Si bien trabajan desde hace años con móviles quirúrgicos y campañas que involucran protectoras que llevan y traen perros a la sede, el objetivo del municipio es tener un espacio físico en cada distrito. Hasta el momento sólo cubre la mitad de Rosario. El centro por la sede de Francia; el sur con el Centro de Atención Primaria (CAP) en el complejo de piletas del Saladillo; y el noroeste en el de barrio 7 de septiembre.

Para este año la Municipalidad pretende sumar un espacio de atención más en la vecinal Parque Sur (Pasaje Bologna al 1300) y así cubrir el distrito sudoeste. “La idea es llegar a los lugares que más se necesita. Entre noviembre y diciembre hicimos junto al Plan Abre (intervención en 27 barrios considerados más vulnerables) operativos de esterilización y desparasitación. Fueron los días sábados y con un móvil hicimos hasta 30 cirugías y 500 desparasitaciones cada vez”, explicó Galván y agregó: “También aprovechamos para empezar un relevamiento de cantidad de animales en la familia y si estaban esterilizados en Las Palmeras (norte) y Polledo (oeste). Es un primer paso para analizar donde tenemos que brindar la atención primero”. Para Rinaldi, ayudará a definir el cronograma de los móviles.

“El año pasado cubrimos más de 60 puntos de la ciudad. Antes que el hospital la idea es la descentralización. Es un reclamo recurrente de las protectoras las de llegar a los barrios”, explicó.

Récord

Desde el municipio dijeron que la prioridad está en la esterilización y vacunación. De 2015 al año pasado aumentó un 25 por ciento la cantidad de esterilizaciones. En 2016 fueron 10.584 perras y 3.313 perros, y 6.569 gatas y 3.659 gatos. Desde 1993, cuando empezaron las tareas no eutanásicas, fue el año que más se esterilizó.

También subió la cantidad de vacunas colocadas a perros y gatos. De 14.441 a 17083 perros y de 7135 a 8608 gatos. “Queremos llegar a 30 mil en 2017. Desde las protectoras piden que sean 50 mil pero es un estándar internacionales que no necesariamente se aplica a Rosario. Al menos, con la llegada del Plan Abre vamos a tener un muestro de la realidad. Quizás debemos tener intervenciones estratégicas y dotar de más personal a los puestos fijos”, explicó Rinaldi y defendió la idea de ampliar servicios primarios antes que llevar más complejidad a un solo edificio.

“Vamos a ir incorporar los servicios propuestos de complejidad a medida que avancemos con los primeros objetivos. Existen a nivel nacional y son universitarios. El más cercano es el de la facultad de la UNR en Casilda. Veremos cómo se comprometen los niveles provinciales y nacionales para hacerlo realidad. El nivel local se tiene que ocupar con el nivel inicial”, opinó Galván.

Los tiempos de crecimiento

El IMuSA cuenta con unos 40 empleados entre veterinarios, auxiliares de enfermería, operarios y pasantes. Tiene un presupuesto de 20 millones de pesos. Además, están las partidas de la construcción del anexo, donde funcionará la guardería y centro de adopción, en el Bosque de los Constituyentes. Solo en la primera etapa de nivelación de suelo necesitó de 15 millones de pesos y estará lista a mitad de año.

La sede de Francia y Godoy brinda 70 turnos diarios más los 10 que toman desde los CAP y los móviles quirúrgicos. Otros 20 turnos se dan por día a las protectoras que traen animales que tuvieron algún problema en la calle. El edificio está en obras. En diciembre, si todo sale como lo planean, empezarán a remodelar tres consultorios, un quirófano con lugar para que operen cuatro veterinarios más espacios de ingreso y egreso.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo