Covid-19 en Rosario: el 60% de los contagios ocurre en encuentros afectivos

Lo dijo el secretario de Salud Municipal Leonardo Caruana. Sigue además la preocupación por los trabajadores que viajan desde y hacia el AMBA

A casi cinco meses del inicio de la pandemia y con distintas fases en las regiones del país, el escenario sanitario en Santa Fe genera algunas preocupaciones. Con un leve repunte de los casos de coronavirus confirmados, el secretario de Salud de la Municipalidad de Rosario hizo hincapié en la responsabilidad a la hora de los encuentros afectivos y en la situación de los trabajadores esenciales que van y vienen del AMBA. 

En diálogo con Hoja de Ruta, en Sí 98.9, Leonardo Caruana aseguró: "Antes estábamos atentos a un viaje al exterior y hoy el primer contagio se da con un trabajador esencial que va y viene a provincia de Buenos Aires".  Además, confirmó que el 95% de los casos "tienen que ver con la visita o el trabajo esencial a alguno de esos lugares".

Caruana sostuvo que cada trabajador o trabajadora esencial que "va y viene a esa región tiene que tener un cuidado extra". "No para estigmatizarlos, sí para que esas personas no hagan las mismas cosas de la vida cotidiana que alguien que no tuvo ese factor de exposición a alta circulación viral", aclaró.

Al respecto, subrayó: "El control del peaje es muy importante, pero si viene acá y trabaja acá tiene que usar todo el día los elementos de protección de forma muy rigurosa y después a su casa. No puede estar en la fase social o recreativa, tiene que estar en la fase 1 de aislamiento en su casa para disminuir el riesgo".

Rosario hace semanas que habilitó encuentros sociales y afectivos permitidos. El funcionario municipal destacó que "vemos que la mayoría de los contagios posteriores a ese primer caso primero se da en esas reuniones. Entre el 50 y el 60%". 

Hasta el momento la ciudad presenta un escenario favorable con menos de 250 casos confirmados entre los 1.100.000 habitantes. Caruana detalló que actualmente más de 650 personas se encuentran en aislamiento preventivo, con catorce conglomerados en estudio. "El abanico de posibilidades a partir de un contagio es mucho mayor. Es necesario seguir trabajando con la misma intensidad de siempre porque no estamos al final de la historia", indicó.

Si bien aclaró que "todo lo que pase en el AMBA va a tener un impacto en el resto de los territorios que tienen conectividad", el funcionario pidió cuidar los indicadores que "costaron mucho tenerlos".

"Nuestro camino sería seguir transitando una etapa de contagios controlados, evitando o retrasando la circulación comunitaria", concluyó.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo