Este mes se produjo la mayor revisión del Sistema Internacional de Unidades desde su instauración en 1960 y el resultado fue la modificación a nivel mundial de la definición del kilogramo, el kelvin, el ampere y el mol. Los cambios entrarán en vigencia en mayo de 2019 y no implican modificaciones en cuestiones cotidianas.

Si bien el sistema ya había sido revisado en diversas oportunidades, es la primera vez en la historia que se redefinen cuatro unidades base a la vez con colaboraciones simultáneas en todo el mundo.

"A partir de ahora todas las unidades se definirán en base a constantes de referencia, en lugar de artefactos, propiedades de materiales o experimentos teóricos irrealizables, como sucede en la actualidad", explicó Héctor Laiz, gerente de Metrología, Calidad y Ambiente del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI). Esto quiere decir que un kilo seguirá pesando un kilo, pero se lo podrá medir a nivel científico con mayor exactitud.

El cilindro de platino-iridio referente del peso en todo el mundo, se encuentra en París.
El cilindro de platino-iridio referente del peso en todo el mundo, se encuentra en París.

Es que según detalla el INTI, el kilogramo está actualmente definido por "la masa que tiene un cilindro de platino-iridio depositado en el Bureau Internacional de Pesas y Medidas en la ciudad francesa de Sevres", lo que implica que todos los países deben basar la medición en este único artefacto. Además de los problemas logísticos que eso conlleva, es imposible determinar su estabilidad temporal. 

Por el momento no hay mucho de lo que alarmarse por que los cambios que entrarán en vigencia en mayo de 2019, tendrán su impacto en el campo científico y tecnológico. Pero no en la vida cotidiana. "Este cambio no afectará los resultados de las mediciones en la vida cotidiana, pero sí tendrá un gran impacto al más alto nivel de exactitud en la ciencia y la tecnología", anticipó Laiz.

El miembro del Comité Internacional de Pesas y Medidas, que participará de la conferencia como parte de la delegación argentina, añadió que el cambio "permitirá a los científicos que trabajan con el más alto nivel de exactitud realizar las unidades en diferentes lugares o momentos, con cualquier experimento apropiado y en cualquier valor de la escala".