El estadio Santiago Bernabéu de Madrid (Foto: EFE)
El estadio Santiago Bernabéu de Madrid (Foto: EFE)

La Conmebol comunicó a la Delegación del Gobierno en Madrid su intención de que el partido de vuelta de la final de la Copa Libertadores River-Boca se dispute en el estadio Santiago Bernabéu y pocas horas después el presidente del organismo sudamericano Alejandro Domínguez dejó todo confirmado. El partido más esperado y discutido se jugará el 9 de diciembre a las 16.30 (hora argentina) en la capital española.

La propuesta se formalizó durante una reunión celebrada este jueves en la sede de la delegación del Gobierno en Madrid con responsables de las fuerzas de seguridad, representantes del Real Madrid, propietario del estadio, y miembros de la FIFA y de la Conmebol según informó EFE.

Durante la reunión, la primera que se celebra en la capital de España para hablar sobre este asunto, los miembros de la Conmebol formalizaron la petición. En tanto, la Delegación del Gobierno respondió que el Ministerio del Interior y la Delegación del Gobierno en Madrid tendrán que estudiar la propuesta.

El encuentro debió jugarse en la cancha de River el sábado pasado pero fue pospuesto porque hinchas del equipo local atacaron al colectivo que trasladaba a los jugadores del Xeneize al estadio Monumental y algunos resultaron heridos.

Por su parte, el presidente de España, Pedro Sánchez, utilizó su cuenta de Twitter para dar el visto bueno a que su país se convierta en la sede de la vuelta de la final de Copa Libertadores. Además aseguró que ya se trabaja "en el despliegue necesario para garantizar la seguridad del evento".

(EFE)