Rosario Central no se encuentra en su mejor momento ni futbolístico ni institucional, así se refleja en la cancha, y ahora también fuera de ella. Luego de la dura derrota del día miércoles ante Boca Unidos, este jueves por la mañana, se produjo un acto de vandalismo en el negocio del vicepresidente, Ricardo Carloni, y también sus hijas recibieron amenazas.

En las primeras horas del día jueves, un hombre llegó en su auto a la esquina de Mitre y San Juan, bajó un balde lleno de pintura y lo arrojó contra el frente del negocio de electrodomésticos que pertenece al vice del canalla.

Las imágenes de una cámara de seguridad en la zona, muestran toda la secuencia a la perfección. El frente del negocio, que a esa hora estaba cerrado, quedó todo pintado de verde.

 

 

Pero esto no fue lo más grave. Las hijas menores de edad del vicepresidente del club de Arroyito fueron amenazadas, y Carloni evalúa cómo seguir adelante en su cargo en la comisión directiva de Central.