El anuncio del gobierno nacional sobre la eliminación del arancel del 35 por ciento para la importación de computadoras, notebooks y tablets a partir de marzo de 2017 encendió la alarma de los empresarios argentinos. Uno de ellos, el rosarino Sergio Airoldi, de AIR Computers, advirtió que la movida del macrismo en su caso pondría en riesgo un centenar de puestos de trabajo a su cargo. Y señaló que esta noticia se suma al ya deprimido panorama que indica una caída de ventas del 30 por ciento respecto de 2015. "Este gobierno anunció lindas cosas pero atacó al revés", reprochó.

"Sacar el arancel del 35, que no es el 100 por ciento del producto, no baja los precios en un 50%", explicó Airoldi, en diálogo con Sí 98.9

El empresario afirmó: "Hay que bajar los costos de la tecnología y achicar la brecha digital", pero la medida de bajar el arancel de importación afectaría a la producción local.

Sergio Airoldi, de AIR Computers, fábrica rosarina de computadoras.
Sergio Airoldi, de AIR Computers, fábrica rosarina de computadoras.

"Esta medida afecta a la empresa y a los empleados", manifestó Airoldi y adelantó que el próximo año podrían correr riegos 100 puestos de trabajos en su planta de producción. "Si el arancel pasa a cero no nos da tiempo de reacomodar", aclaró.

En cuanto a la situación comercial del sector, el fabricante rosarino afirmó que las ventas cayeron en un 30 por ciento respecto del año anterior.

"El problema es el costo de producción, logística y la carga impositiva", remarcó Airoldi y agregó: "Este gobierno anunció lindas cosas pero atacó al revés. Hay diálogo pero poca capacidad de reflexión".