Como se sabe, desde el inicio de la pandemia el sector turístico es uno de los más golpeados. "Fuimos los primeros en caer y vamos a ser los últimos en levantarnos", graficó en Sí 98.9 el presidente de Asociación Rosarina de Agencias de Viajes (ARAV). En estos días, por primera vez ven algo de luz al final del túnel.

En diálogo con Ariel Bulsicco, Claudio Manibesa resaltó los esfuerzos del gobierno nacional ante este momento crítico y renovó su apoyo ya que "sería antinatural no hacerlo". "Estamos en total sintonía tratando de proyectar y ver cuál es la forma de salir de todo esto", contó. 

En este marco, ven con buenos ojos la decisión del ministerio de Turismo de la Nación de garantizar la temporada de verano 2021 en Argentina. "Si es con poco o mucho tiempo de anticipación no lo sabemos. Somos empresarios y necesitamos proyectar nuestro futuro, que por cierto es muy negro", confesó. 

Desde la cartera conducida por Matias Lammens comunicaron la confección de "9 protocolos homogéneos" consensuados para ser aplicados "desde la Quiaca a la Antártida" que brindarán "seguridad y confianza" para así poder "ir avanzando hacia las aperturas graduales".

Manibessa adelantó que "va a ser una temporada totalmente diferente a la que estamos acostumbrados". "Nosotros tenemos que estar en sintonía con eso, buscar la forma de seducir al público con precios accesibles y ofertas", agregó. 

"No creo que sea una temporada como la que estamos acostumbrados, desde la parte económica y práctica. Seguramente vaya a ser totalmente diferente", recalcó.

El presidente de ARAV indicó la importancia de observar los protocolos del resto de los países que ya hayan comenzado con las actividades turísticas. "Distanciamiento social, en los medios de transporte, llegar con anticipación a los aeropuertos ya con el check-in hecho o a la terminal de ómnibus, barbijos, en los hoteles va a cambiar seguramente también el menú de desayuno", son algunas de las medidas que enumeró.

Al respecto amplió:  "Evidentemente los medios de transporte van a tener que tener menos porcentaje de ocupación, no está nada definido aún".

Por el momento, la Secretaría de Transporte prohibió la venta de pasajes hasta el mes de noviembre. “Estaba previsto hasta el 1 de septiembre, pero se extendió por 60 días más. Puede que en quince o veinte días revean el tema", explicó.

Si bien la situación es crítica Manibessa se mostró optimista: "Tenemos que ser positivos, no nos podemos quedar llorando sobre la leche derramada Hay que tratar de gestionar, ver cómo viene la mano, buscar las necesidades del público y estar un paso adelante".

Durante estos meses críticos han sido beneficiados con el ATP, algunas agencias han accedido a las líneas de crédito con tasas relativamente bajas e incluso ahora hay "un plan donde el gobierno impulsa la posibilidad de hacerse cargo de parte de los impuestos".

Sin embargo, sentenció que "Nunca alcanza. Evidentemente somos uno de los sectores más perjudicados". 

Por último, en contacto con Nadie es Perfecto, el empresario se refirió a las ventas en el último tiempo. "La mayoría de las compras que se hicieron hasta ahora fueron para el verano. Lamentablemente este año prácticamente ya está perdido", especificó. 

"Antes las compañías eran totalmente inflexibles, ahora han tenido que reacondicionar su forma de comercialización", afirmó. Y agregó: "Ante la posibilidad de cambiar un viaje o remitirlo, han tenido que adaptarse a una forma de seducir al público y una necesidad que el pasajero no tiene que pagar los platos rotos".