La plataforma Netflix puso en su cartelera desde este jueves la primera película argentina filmada para esa pantalla, La corazonada, con Joaquín Furriel y Luisana Lopilato como protagonistas, dirigidos por Alejandro Montiel.

El largometraje cuenta la historia de Manuela Pelari, Pipa (Lopilato), una joven policía que está dando su primeros pasos como investigadora. Junto con Francisco Juanez (Furriel), un controversial inspector de la división de homicidios, tendrá que resolver el violento asesinato de una chica de 19 años.

En la investigación del caso, la principal sospechosa es la mejor amiga de la víctima. En paralelo, Pipa tendrá la difícil tarea de investigar en secreto el crimen de un joven en el que su jefe, Juanez, parece ser culpable.

El elenco se completa con Rafael Ferro, Maite Lanata, Juan Guilera, Abel Ayala, Sebastián Mogordoy, Delfina Chaves y Marita Ballesteros, entre otros.

El film está basado en en la novela La virgen en tus ojos, de Florencia Etcheves, y fue escrito por ella junto con Mili Roque Pitt y Alejandro Montiel. 

De esta manera, la primera película original de Netflix producida en Argentina se suma a otras producciones locales como Casi Feliz, Apache: la vida de Carlos Tevez, No hay tiempo para la vergüenza, Puerta 7 y Fangio: el hombre que domaba las máquinas.

 

Hace algunas semanas, Luisana Lopilato había compartido en sus perfiles de redes sociales su alegría por el estreno de La Corazonada. "¡No puedo más de la ansiedad! Se las súper recomiendo porque va a estar buenísima, y si no me creen pueden ir a mis historias destacadas y ver el tráiler”, escribió la protagonista en su cuenta de Instagram -en donde tiene casi cinco millones y medio de seguidores.

El actor, por su parte, también compartió en sus redes sociales una foto junto a su compañera, en la cual también se ve al equipo técnico de la película. “Acá estábamos con la genia de @luisanalopilato terminando de filmar #lacorazonada. Del otro lado sólo una parte del gran y maravilloso equipo que trabajó para la peli”, escribió Furriel.