sec-corbata

Quedó preso el marido de la mujer hallada muerta en un pozo

El fiscal Miguel Moreno de la Unidad de Homicidios Dolosos inculpó a José María C de haber causado la muerte de su esposa, Elsa Mercuri, de 61 años, quien se encontraba desaparecida desde el 28 de marzo y cuyos restos fueron hallados el pasado miércoles en un pozo cercano a su vivienda, en la zona rural de General Lagos.

Moreno imputó al detenido por el delito de homicidio calificado por el vínculo y por mediar un contexto de violencia de género, bajo la figura legal de femicidio. El juez de Primera Instancia  Hernán Postma tuvo por formalizada la audiencia imputativa y le dictó prisión preventiva efectiva por el plazo de ley. El delito endilgado es sancionable con pena de prisión perpetua.

El cuerpo de Elsa Mércuri estaba en el fondo de un pozo de molino. Allí lo descubrieron el miércoles perros adiestrados de la Policía de Investigaciones (PDI).  Los bomberos descendieron en la perforación y encontraron dos bolsas de arpillera con restos óseos. El cuerpo llevaba varios meses escondido.

El fiscal José Luis Caterina de la Unidad de Flagrancia reveló que la mujer faltaba de su hogar al menos desde el 30 de marzo. Nunca hubo una denuncia porque los hijos fueron engañados por C.. “El detenido le dio cuenta a sus hijos de forma esporádica que su madre se había ido por decisión propia, e inclusive el 19 de abril dejó notificado en la subcomisaría 13ª de General Lagos que ella se retiró por sus propios medios de su domicilio (sin formalizar una denuncia), aduciendo que ella solía retirarse del hogar y que no tenían problemas de convivencia”, narró Caterina.

Pero el pasado 8 de noviembre, el inspector Carrillo de esa seccional dio cuenta a Flagrancia de que la hija del detenido y Mércuri empezó a buscar a su madre. "Entonces fue cuando la Fiscalía dispuso la investigación de oficio de búsqueda de paradero y se ofició una compulsa de los libros de esa seccional hasta dar con la notificación hecha por el marido en abril", reveló Caterina.

En ese momento se ofició el pedido en área de paradero en la PDI y se realizaron entrevistas a los hijos, tratando de reconstruir las diferentes versiones que el padre les había dado. “Entre los hijos había muchas versiones diferentes”, puntualizó el fiscal de Flagrancia.

El detenido se comunicó con sus hijos en la tarde de este miércoles, por lo que se allanó su domicilio y otra dirección donde finalmente fue detenido y confesó el hecho.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo