sec-corbata

Mercantiles en alerta por el cierre sorpresivo de una reconocida enoteca

El sindicato de Empleados de Comercio de Rosario solicitó dos audiencias en el Ministerio de Trabajo de Santa Fe para denunciar la "irresponsabilidad empresaria" de la enoteca Rey de Copas y la casa de computadoras Airoldi.

En el primer caso, el comercio de ventas de vinos y otras bebidas alcohólicas, ubicado en Rioja al 1600, decidió cerrar sus puertas sin dar aviso a sus empleados. "Los trabajadores se fueron del comercio el viernes, como siempre, y volvieron este lunes, pero las puertas estaban cerradas", comentó Juan Gómez, secretario gremial de la Asociación de Empleados de Comercio de Rosario (AEC), en diálogo con Rosarioplus.com.

"El sábado a la tarde, los vecinos llamaron a un trabajador de la enoteca para avisarle que se estaban llevando todas las cosas del lugar", indicó el representante gremial.

Según explicó, la empresa, que se encuentra en la ciudad desde 1965, no había presentado un procedimiento de crisis ni había manifestado públicamente tener problemas económicos. Este lunes, el comercio no levantó sus persianas y en su frente expuso un papel con el mensaje: “Cerrado por reformas".

"Hasta el momento lo único que tenemos es la confirmación del Ministerio de Trabajo para citar a los titulares en la sede local y que den explicaciones", afirmó Gómez.

Sergio Airoldi, socio y gerente general de la firma rosarina Air Computers.

Por su parte, la empresa Airoldi despidió a 16 trabajadores luego de intentar forzar su renuncia con amenazas.

"En muchos casos, los trabajadores fueron apretados con escribanos para que renuncien", comentó Gómez, y agregó: "Esto terminó con 16 trabajadores despedidos con causas inventadas".

El secretario gremial de la Asociación de Empleados de Comercio de Rosario advirtió que "esta empresa (Airoldi) fue una de las que más facturó en Rosario" y recordó que durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, la firma fue incluida en el programa “Conectar Igualdad” y tuvo "fantásticas ganancias".

A principios del 2017, Sergio Airoldi, socio y gerente general de la firma rosarina Air Computers, que ensambla y comercializa la marca CX, había advertido sobre la posible crisis en el sector por la quita de aranceles para productos informáticos. Sin embargo, los mercantiles aseguraron que los números de la compañía fueron muy positivos durante el año pasado.

El conflicto entre el gremio y la empresa tendrá al Ministerio de Trabajo como mediador, ya que el próximo miércoles a las 12, ambas partes deberán presentarse en la sede rosarina de la cartera laboral para resolver la situación.

"En ambos casos hay una irresponsabilidad empresaria, porque no tienen problemas económicos", concluyó Juan Gómez.

 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo