sec-corbata

Gremios locales comenzaron el año con la reforma laboral como prioridad

Los gremios santafesinos comenzaron a diagramar la agenda de este 2018 y le designaron mayor prioridad a uno de los proyectos más polémicos que tratará el Congreso tras el receso: la reforma laboral.

Algunos sectores que representan a los trabajadores de la provincia son conscientes de que el gobierno nacional impulsará en las sesiones extraordinarias, previstas para febrero, la discusión del proyecto que "solo trae precarización laboral y quiere beneficiar a los grandes grupos económicos".

"Los gremios debemos ser claros en el rechazo a esta reforma y también los legisladores, que son los que levantan la mano dentro del Congreso", indicó Antonio Donello secretario general de la UOM de Rosario. "Rechazamos esta reforma que solo trae precarización laboral y quiere beneficiar a los grandes grupos económicos", agregó.

Anticipándose a la discusión en el Congreso, los referentes gremiales empezaron una ronda de reuniones con los legisladores que representan a los santafesinos en el parlamento. Antes de brindar por el año nuevo, los trabajadores mantuvieron una charla con el ex ministro de producción de Santa Fe, ahora diputado nacional, Luis Contigiani, para manifestar su desacuerdo con la reforma laboral y las medidas económicas que el macrismo está llevando a cabo.

La intención de los gremios es continuar con las reuniones durante este mes para poder hacer llegar su postura a todos los diputados nacionales de Santa Fe.

"Solo la organización vence al tiempo y los sindicatos deberán estar al pie del cañón y confrontar como juramento de un soldado", advirtió el titular del gremio de Obras Sanitarias en Rosario, Oscar Barrionuevo.

En tanto, Claudio César, secretario general del Sindicatos de Trabajadores de las Telecomunicaciones  (Sitratel) dijo: "Venimos planteando la necesidad de frenar el ajuste con un plan de lucha".

En cuanto a las medidas de lucha que se llevarán a cabo si la reforma laboral es tratada en el Congreso, el representante de los telefónicos manifestó que la marcha "debería ser en las regionales para que cada gremio movilice rodeado de sus bases".

De esta forma, los gremios locales anticipan un febrero con movilizaciones para rechazar la reforma laboral que promueve el oficialismo. Además, buscan un trabajo conjunto para no caer en la falta de organización que demostraron los diferentes sindicatos en diciembre pasado, donde se generó una grieta en la CGT y la reforma previsional aprobada.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo