sec-corbata

Conmoción en Chascomús por el femicidio de una chica de 15 años

La crónica negra de los femicidios suma en Argentina un caso estremecedor: el hallazgo del cadáver de una adolescente de 15 años, que estaba desaparecida desde el martes 10 y que fue asesinada a mazazos en la cabeza, en una quinta de la localidad bonaerense de Chascomús. Hay un sospechoso detenido, de 51 años, de quien la madre de la víctima reveló que era conocido de la familia y a quien definió como "un perverso, una basura, un pedófilo".

Navila Serena Garay fue atacada de al menos 17 mazazos en la cabeza y el rostro, por lo que presentaba múltiples fracturas de cráneo, detallaron voceros judiciales. El cuerpo no presenta signos de abuso sexual aunque se ordenaron estudios complementarios para confirmarlo. El cuerpo de Navila fue encontrado luego de que el dueño de la casaquinta se presentara este domingo en la estación de Policía Comunal de Chascomús para contar que el miércoles de la semana pasada una persona a la que identificó como Néstor Garay le pidió permiso para "enterrar un perro" en el patio de la vivienda, ubicada en la calle Mercedes 707.

Como Garay ya era considerado como un sospechoso en la investigación, la policía había allanado sus dos viviendas. Es que, según testimonios recogidos por los pesquisas, el último día que Navila fue vista fue cuando tomó un remís hasta una de las casas de Garay, tras lo cual nunca más se supo de ella y se perdió también todo rastro de conexión con su celular.

Con la información aportada por el dueño de la quinta, la Policía y personal de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 9 de Chascomús, a cargo de Daniela Bertoldi, realizaron un allanamiento de urgencia en la casa de fin de semana, donde tras excavar en distintas zonas del patio, halló el cuerpo de la adolescente. Luego, la fiscalía ordenó la aprehensión de Garay por "homicidio", y aún intentan establecer si se trata de un familiar de ella o si no tiene relación, ya que tienen el mismo apellido, agregaron las fuentes.

Los resultados de la autopsia de rigor que se le realizó este lunes al cuerpo de la adolescente arrojaron que murió por un "paro cardiorrespiratorio traumático, hemorragia cerebral masiva, con múltiples fracturas con hundimiento de cráneo", y sin signos de violencia sexual.

Esta mañana, la fiscal Bertoldi informó al canal Crónica que todo indica que la adolescente fue asesinada el mismo día que desapareció, ya que así surge de la data de muerte de la autopsia, que arroja más de cinco días, y del hecho de que nunca más se haya detectado conexión de su celular, que aun no fue encontrado.

La fiscal agregó que "entre la casa del imputado y la quinta hay un camino muy largo donde pudo haberse descartado el teléfono", con el que Navila y Garay "habían mantenido múltiples comunicaciones", de acuerdo a lo informado por la empresa de telefonía.

Navila fue vista por última vez el martes 10 de septiembre a las 18, cuando salió en un remís hasta un domicilio ubicado en la calle Machado "casi llegando a Inmigrantes Árabes", del barrio El Hueco, según explicó a Télam su madre, Débora Garay, antes del hallazgo del cuerpo.

"El remisero que la llevó dijo que esperó hasta que mi hija entrara y se fue, casualmente la última conexión de su celular es de 45 minutos después de haber ingresado a esa casa", agregó.

"Esa basura la acosaba"

Débora Garay, la madre de Navila, dijo que el sospechoso detenido "la acosaba y la llamaba por teléfono continuamente" y que es "una basura y un abusador".

"Lo conocíamos de antes, nosotros dejamos asentado en la comisaría que el primo de él andaba en el tema de prostíbulos, de llevarse chicas, y se nos tomó la denuncia pero nunca se actuó", manifestó este lunes a la prensa Débora sobre el único detenido por el crimen de su hija, Néstor Garay (51).

Tras conocerse lo sucedido con Navila, la mujer contó que cuando fueron a realizar la denuncia por su desaparición la Policía le decía "que quizás iba a volver, que era una travesura", pero que ella lo descartó "porque nunca lo hizo": "Ella iba al lugar que quería con nuestro consentimiento y volvía. Si la Policía hubiese actuado más rápido quizás la hubieran encontrado con vida".

En relación a Garay, dijo que "tiene una mente muy perversa", que "se puede esperar cualquier cosa" y que el novio de Navila les contó que la llamaba por teléfono "y la acosaba continuamente".

"Es un abusador y una basura, un pedófilo", agregó Débora.

Además, explicó que al remisero que llevó a su hija hasta la casa del sospechoso "le tomaron declaración y dijo que llegó al domicilio, este tipo salió, pagó el remis y ella entró a la casa. Después no supo más nada".

"Fuimos a buscarla solos y después con la Policía y nunca nos atendió nadie. Le dejamos un papel en la puerta, avisando que éramos la familia de Navila y que estábamos desesperados", relató.

En tanto, consideró que Garay "la mató porque ella intentó resistirse, no la iba a llevar por delante así nomás".

"No la vamos a velar porque somos personas humildes, no tenemos para un velatorio, así que la Municipalidad se hace cargo del cajón y del entierro solamente", finalizó la mujer.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo