sec-corbata

Ausencias y sillas vacías para hablar de quienes viven en la calle

El colectivo de organizaciones sociales "Situación de Calle" Rosario abrió un teatro y citó a todas las fuerzas políticas para debatir sobre uno de los flagelos más crudos de la ciudad: el exponencial crecimiento de las personas que duermen a la intemperie. Pero solo cuatro de los ochos candidatos convocados asistieron a la cita.

"¿Cómo que no viene Susana Rueda? ¿Javkin tampoco?", desesperó uno de los colaboradores del colectivo Situación de Calle Rosario al enterarse de la mala noticia de último momento.  

El debate que se realizó este martes por la noche en el auditorio del Parque España no tuvo ninguna voz del Frente Progresista, la coalición de partidos que desde hace 30 años gobierna la ciudad. Los dos representantes del oficialismo dejaron sus sillas vacías. Pablo Javkin, el candidato a la intendencia, avisó con tiempo que no podía asistir por cuestiones de agenda. Susana Rueda, la primera candidata a concejal, se bajó a último minuto, cuando faltaban 15 minutos para el arranque. Se excusó por un problema de afonía. 

"Abrimos el Teatro Príncipe de Asturias y no hay ningún candidato del oficialismo. Es un papelón", señalaron, furiosos, los organizadores del encuentro. Proyectaron una actividad con ocho candidatos y cuatro fuerzas políticas. En el escenario estuvieron cuatro candidatos y solo dos listas: Roberto Sukerman y Eduardo Toniolli, por el Frente Juntos; y Juan Monteverde y Caren Tepp por Ciudad Futura.

A los costados, las sillas vacías de los ausentes. En una esquina, los cartelitos de Javkin y Rueda. En la otra, los de Roy López Molina y Daniela León. Los representantes de Cambiemos tampoco acudieron a la cita. Rechazaron la invitación con algo más de tiempo. Así y todo, los asientos con sus nombres quedaron en el escenario.

Los faltazos, según las hipótesis de organizadores y asistentes, tienen una explicación. Para Cambiemos es un tema más que incómodo. El exponencial aumento de los rosarinos en situación de calle se debe, en gran parte, a las políticas de la Casa Rosada.

A los candidatos del Frente Progresista la problemática los interpela. El flagelo no les es ajeno. El municipio tiene pergaminos para mostrar en materia de políticas sociales. Pero las confrontaciones y las chicanas no figuran en las estrategias de campaña. Menos a pocos días de las elecciones.  El silencio y la inercia parecen ser dos grandes aliados en estos últimos días. 

El debate no contó con representantes del oficialismo local ni Cambiemos. (Foto: Lali Romeo)

Debate urgente e impostergable

¿Qué más urgente que los cientos de rosarinos que hoy están en situación de calle? Esa fue la pregunta que disparó el debate que intentó organizar el colectivo que nuclea a las distintas organizaciones sociales que trabajan día a día con una problemática de la que poco y nada se habló a lo largo de toda la campaña. Los últimos relevamientos asustan. Hay dos veces más de personas durmiendo en la calle que hace tres años atrás. Hay cada vez más adultos con niños y hasta mujeres embarazadas que no tienen un techo. 

Sukerman, Toniolli, Tepp y Monteverde trazaron un diagnóstico de la situación y propusieron medidas para, cuanto menos, atenuar el impacto de este flagelo. Hablaron de Salud, de Empleo, de Viviendas, de Género y de Niñez. "Es el ejemplo más cruel y gráfico de una ciudad desigual. Ya no estamos hablando de gente viviendo en los márgenes, con sus carencias y dificultades a cuestas. Estamos hablando de rosarinos totalmente excluidos, tratando de sobrevivir en el centro de la ciudad", razonó Monteverde, quien no dejó pasar por el alto el faltazo de sus contrincantes políticos.

"Hay un problema extendido y tenemos organizaciones sociales que trabajan, que se ocupan y que convocan a la política para escuchar propuestas. Y la política le da la espalda, deja las sillas vacías", despotricó. 

Toniolli reflexionó sobre las demoledores consecuencias de las políticas liberales en Argentina. Entregó algunas propuestas locales para sacar a la gente de la calle, pero pidió un cambio de rumbo a nivel nacional. También criticó a sus colegas para "no dar la cara". "Yo debería estar dando clases, pero estoy acá. Algún candidato de las fuerzas que no están tendrían que haber venido. Estamos hablando de una problemática muy grave", agregó.
Su mirada se clavó en ese momento en la del secretario de Salud, Leonardo Caruana, el único dirigente socialista que escuchó el debate. Permaneció sentado en primera fila durante la hora y cuarto que duró la actividad. Se mordió los labios en más de una oportunidad. Sobre todo cuando Sukerman trazó un diagnóstico sobre la Salud pública en la ciudad, pero no estaba habilitado para hablar. Sí sus candidatos, Javkin y Rueda, dos de los cuatros ausentes de la noche. 

Sukerman, sin medias tintas, tildó a Cambiemos de ser una "máquina de generar pobres" y criticó al socialismo por no querer dar un debate tan urgente y necesario para la ciudad. La actividad se cerró con las palabras del Chino, uno de los tantos rosarinos que sufre la falta de un hogar, de un techo donde dormir. Miró a los candidatos y les dijo: "Tienen en sus manos un futuro distinto para quienes hoy la están pasando muy mal".  

 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo