Se viene el comienzo de clases: mejor tener a mano el carné de vacunación

Faltan unos pocos días para el comienzo del ciclo lectivo. Además de la compra de los útiles, uniformes y la organización de las actividades de los hijos, las vacunas son fundamentales para el ingreso al cursado en la prevención de enfermedades infectocontagiosas en el aula.

Las vacunas obligatorias y gratuitas se aplican en todos los hospitales y centros de salud provinciales y municipales de acuerdo al Calendario Nacional de Vacunación. Deben aplicarse al cumplir el niño los cinco años de edad.

Durante la época escolar, niñas y niños conviven gran parte del día, compartiendo espacios físicos limitados que facilitan la transmisión de enfermedades. Por esto, entre otros motivos, los padres deben cumplir con el esquema de vacunación completo y adecuado a la edad con el objetivo de estar protegidos frente a las enfermedades inmunoprevenibles.

A la hora de vacunarse, es importante concurrir con el carné de vacunación para un buen control de las dosis aplicadas ya que niños y adultos deben tener los esquemas completos para cada edad a fin de estar bien protegidos.

Desde hace años, la Secretaría de Salud Pública cuenta con un sistema informatizado de registro de vacunas (SICAP) que permite consignar las dosis aplicadas, verificar las dosis faltantes, y reimprimir el carné de vacunas en caso de extravío.

Las vacunas son el método más seguro de protección ante enfermedades infecciosas. Desde que nacen, los niños están protegidos gracias a los anticuerpos que recibieron de su madre, pero con el tiempo estos desaparecen y por este motivo es fundamental recibir las dosis obligatorias a tiempo para desarrollar sus propias defensas.

Las vacunas son efectivas, en la mayoría de los casos no causan efectos secundarios o sólo provocan reacciones como dolor leve, enrojecimiento e inflamación en el lugar de la aplicación los cuales desaparecen al poco tiempo. En algunos casos puede aparecer algo de fiebre. Ante cualquier duda siempre es importante consultar al médico.

Las vacunas que deben aplicarse son:

Triple Bacteriana Celular (contra difteria, tos convulsa y tétanos)

Triple Viral (2° dosis, inmuniza contra sarampión, rubéola y paperas)

Sabín Oral/OPV (2° refuerzo- protege de la parálisis infantil)

Además los niños/as de 11 años deben aplicarse:

Triple Bacteriana Acelular (protege contra tétanos, difteria y tos convulsa)

Contra el Virus de Papiloma Humano (2 dosis, con un intervalo de 6 meses entre ambas)

Meningococo (A-C-Y-W135), una dosis contra cuatro cepas

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo