Tras unos días de sol, volvió la lluvia

El cielo, que el sábado estuvo despejado con un sol pleno, durante la noche se fue poblando de nubes. Por la madrugada el domingo tuvo su primer chaparrón y, según indica el pronóstico, habrá varios más durante del día. 

Con una temperatura mínima de 25 y una máxima de 32 grados centígrados se espera una jornada con cielo nublado, con probabilidad de tormentas  y chaparrones aislados. El viento solpará leve desde noreste, variando hacia el este para la noche.

Para el lunes se espera una temperatura mínima de 21 y una máxima de 32 grados, en una jornada que se prevé inestable, aunque el sol pueda asomar, y con probabilidad de precipitaciones.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo