sec-corbata

Se complica la situación hídrica en la ciudad de Santa Fe

Los evacuados crecen y la lluvia no se detiene. Tanto el Paraná como el Salado son una amenaza

La situación hídrica en la ciudad de Santa Fe se complicó en los últimos días tras las incesantes lluvias en la región central de la provincia. El nivel del río Paraná y del Salado, continúan ascendiendo y alarman a la zona centro de la provincia, donde ya hay unas 170 familias evacuadas.

El intendente de Santa Fe, José Corral, explicó que se está “en el punto más crítico de la emergencia hídrica”, dado que hace cuatro meses que el río está cercano a los 6 metros. El Salado demostró una altura extraordinaria y se espera un pico para este lunes. Las lluvias acumulan en el año 700 mm de los cuales unos 200 pertenecen a abril.

De acuerdo a la medición de Prefectura Naval Argentina, el río Paraná llegó este lunes a la mañana a 6,26 metros en el puerto de Santa Fe -el punto de evacuación es de 5,70-, lo que implica un incremento de 15 centímetros en un día, en tanto el río Salado también continuó subiendo.

La localidad de Santa Rosa de Calchines, al norte de la capital, es una de las más afectadas con más de 500 personas evacuadas. “Venimos complicados desde el pico de enero. Unas familias de pescadores que hasta hoy están en esa situación”, explicó en Sí 98.9 el presidente comunal Carlos Kauffman.

“Las principales actividades como la ganadería, agricultura, la pesca y el turismo están devastadas. Prácticamente el pueblo está parado económicamente.  Lo que han sembrado lo han perdido y se quedaron sin dinero para resembrar porque han subido encima los costos”, afirmó.

Por su parte el área de Protección Civil continúa con trabajos de bombeo las diferentes estaciones que se comandan desde el Centro de Operaciones, de la que participaron los secretarios y funcionarios de las áreas. 

 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo