Nadie parará la lluvia

La tormenta es inevitable, como el verano mismo. La región Rosario ya asiste a un cielo que se encapotó con el correr de la madrugada y el miércoles ya pinta para recibir una buena descarga de agua.

Habrá que salir prevenido de casa porque el pronóstico avizora una mañana pasada por agua. 

Por la tarde, vendrá el escampe y el aire más fresco aunque seguirá húmedo. La temperatura máxima llegará a 28°C, con viento del sudoeste. Y por la noche se irá nublando un poco. Así será el jueves, por ahora: nubladito y algo menos caluroso todavía. 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo