sec-corbata

Los candidatos a intendente en el debate de la UNR: de "carapintadas" a "doctrina chocobar"

A días de las elecciones generales, el predio universitario de la Siberia fue sede del último debate de candidatos a intendente de Rosario, en el Sum de la Facultad de Arquitectura de la UNR, que contó con la transmisión en vivo de Rosarioplus.com.

El Centro de Estudiantes de la Facultad de Ciencia Política y Relaciones Internacionales fue el que convocó a los candidatos Juan Monteverde de Ciudad Futura, Pablo Javkin del Frente Progresista, Roberto Sukerman de Juntos, y Roy López Molina de Cambiemos, quienes cada uno en su momento, no escatimaron en chicanas, y pusieron picante a la arena política local.

Debate de candidatos a intendente

Organizado el centro de estudiantes de la Facultad de Ciencias Políticas de la UNR

Publicado por RosarioPlus en Viernes, 7 de junio de 2019

Moderado por las periodistas rosarinas Verónica Luchessi de Sí 98.9 y Arlen Buchara de El Ciudadano, los cuatro candidatos expusieron y confrontaron sobre los ejes previamente acordados en ciudad productiva e igualitaria, seguridad y control, igualdad, ciudad integrada, y dos dedicados a responder preguntas de los asistentes, en torno a la gestión para la inserción de adolescentes en la sociedad y cómo generar el dinero para las políticas públicas para combatir la fragmentación social.

El debate por su formato de dos minutos de exposición para cada uno y luego un minuto de cierre en torno a cada eje, pasó por momentos de rispideces que comenzaron en el eje de seguridad cuando Roy López Molina acusó el “entramado de complicidades políticas con la policía, la cual administra el delito de las zonas más candentes”, lo que postuló que “se terminaría si el intendente conduce la seguridad con un centro de monitoreo unificado”.

En sintonía con ese punto de vista siguió Sukerman, que recordó que quiere ser “el jefe de la policía local”, ya que “este viernes nos despertamos viendo cómo detienen a jefes de la PDI, implicada en mafias y narcotráfico”.

Fue el momento en que el representante del Frente Progresista Pablo Javkin recogió el guante, recordando “que Rosario está en Argentina y no en Europa”, por lo que la realidad es parte de aquel todo, y “si hay que hacer chicana les recuerdo que el ex ministro de Seguridad Sergio Berni era carapintada y César Milani era un violador de los derechos humanos”, y el orden para la ciudad debe ser “recomponiendo el tejido social porque el intendente no es un sheriff, reduciendo la presencia de armas en la ciudad, porque son las que elevan los homicidios”. Monteverde buscó entonces diferenciarse de los otros tres candidatos, que "con sus propuestas repiten el mismo discurso de la derecha que habilita a los chocobar a matar a los pibes de los barrios". A eso sumó que "no explican cómo van a reformar a esa policía que después de las elecciones será la misma que seguirá matando a los pibes".

En torno al eje de igualdad, Monteverde destacó la necesidad de paridad en el Gabinete Ejecutivo, y la política de formación en torno a la Educación Sexual Integral que realiza Ciudad Futura con muchos docentes, Javkin defendió el parto respetado que se realiza en el Hospital Roque Saenz Peña, y coincidió en una propuesta de Roy López Molina de homologar el Teléfono Verde al servicio de atención a las víctimas de violencia de género en el 144 que es nacional y las 24 horas.

Sukerman recordó por su parte su propuesta de crear una Secretaría de Género, y reclamó el cumplimiento de la ordenanza aprobada del cupo laboral trans municipal, así como "las asignaciones de dinero a las víctimas de violencia de género que nunca se cumplió, y que es tan importante para que ellas puedan volver a instertarse en la sociedad".

El candidato de Cambiemos criticó la red de asistencia a los jóvenes en adicción municipal, cuando “una madre en un barrio no tiene ninguna posibilidad de que su hijo se recupere”, mientras que aseveró que "se debe tener equipos capacitados en todos los efectores públicos y una línea de asesoramiento telefónica”. A éste le respondió Pablo Javkin aclarando que “el tejido social no lo rompen las drogas, lo hace la desigualdad, y esa desigualdad se ve en las oportunidades laborales de mujeres que los hombres, y pidió acordar a los demás candidatos en preservar el trabajo de políticas públicas en la salud que su Frente realiza”.

En torno al eje de ciudad integrada, Roberto Sukerman enfatizó en urbanizar la ciudad con fonavis en los barrios donde hay muchos vecinos, y destacó que “durante los años que el plan Procrear ayudó a muchos de clase media a crear su casa, la Municipalidad no puso un metro cuadrado ni buscó comprar tierras para lotearles”. Monteverde coincidió en que el Estado decide a dónde regalar la tierra y el plusvalor, y los pocos metros que quedan libres son una deuda histórica con miles de ciudadanos que viven en los barrios populares”.

A su turno Javkin coincidió con Monteverde en la necesidad de asignar viviendas en barrios, como “en el bajo del Saladillo, una deuda para integrar el río en la zona sur de la ciudad”, así como sumar obras en avenidas importantes como Juan José Paso, Génova y Segui.

Fue entonces que López Molina lanzó, retomando el asunto de la droga: “El candidato a gobernador del Frente Progresista se bajó los pantalones con el narcotráfico al no querellar en la causa de la balacera de su casa, premiar a su ex ministro Raúl Lamberto como defensor público y no explicar la intervención de la computadora de Luis Medina cuando lo mataron”.

Claro que Javkin no hizo oídos sordos, y respondió las chicanas de Roy y de Sukerman: “Me encanta este Roy que no es más candidato de Cambiemos. Éste país es una fábrica de pobres desde 2007, y lo que hizo esta ciudad, Roberto, fue terminar las viviendas del barrio Toba que dejaron los Shocklender”.

Monteverde se sumó a la arenga, y respondió a Javkin que “lo que hay que hacer en las elecciones es no votar en blanco (como había dicho Bonfatti) para que no vuelva el neoliberalismo nunca más”, a lo que sumó en este sentido que “no hay que ir al debate de candidatos que realizó la Fundación Libertad, como fueron los otros tres candidatos”.

En torno a la única coincidencia de los candidatos que puso en agenda esta semana, que fue el retorno de los trenes de cercanía, Roberto Sukerman aseguró que “el Frente Progresista no generó una ciudad integrada, la propuesta de trenes no funciona porque no quieren, y nosotros lo vamos a concretar”. Roy aseguró que para aplicar los trenes tiene un proyecto para que la Zona Franca Boliviana que fue otorgada al Municipio sea “una estación terminal para que sea cabecera”.

En torno a la pregunta del público sobre cómo generar el dinero para combatir la fragmentación social con políticas públicas, Monteverde se jactó de “partir de un modelo desde los hechos, con los pocos recursos que se tienen, desde Ciudad Futura ponemos a disposición esa experiencia de modelos de escuelas diferentes”.

Roy lanzó duro en torno a este eje: “Para generar dinero hay que cuidar el que tenemos, en vez de generar los gastos ineficientes que se hicieron como la renocvación de plaza San Martín, la pantalla para el mundial o 10 millones de pesos en pan dulce, y hay que cambiar la estructura de empleados públicos familiares, porque después ponen a dirigir los Parques y Paseos a alguien que no distingue un malvón de un helecho”.

Pablo Javkin respondió a Roy sobre esto que “el Municipio obasorve los servicios que la Nación dejó, y lo último fue el presupuesto para el transporte público”, y aprovechó para remarcar “la deuda que la Nacion tiene con los fondos de coparticipación que fue una resolución de la Corte Suprema de Justicia nacional, que por ejemplo, en coincidencia con Sukerman podría financiar fondos para realizar más fonavis en barrios muy poblados”.

La pimienta duró hasta el cierre, donde los cuatro candidatos se despidieron cada cual con más dardos: Sukerman contó sobre el “orgullo de ser peronista” e ironizó que “algunos candidatos pareciera que nacen de un repollo, no vienen de ningún espacio y se avergüenzan del presente, y llevamos 30 años de una gestión agotada”; López Molina destacó que “cada uno se hace cargo de su proyecto y sus propuestas, y uno de los candidatos era el hijo predilecto de la Alianza en 2001”; Monteverde recordó que él al menos se encuentra afiliado a su partido, mientras “Sukerman no se afilió al partido que representa”, a la vez que pidió “romper con las estructuras partidarias viejas”; y Javkin aseguró “hace muchos años pertenecemos a una fuerza política que queremos renovar, y en la Interna le hicimos un bien”.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo