sec-corbata

La tormenta volteó árboles, dejó sin luz a varias zonas y un tornado estremeció la región

La tormenta de anoche dejó como saldo 40 reclamos por caídas de árboles y ramas de gran porte, y otra decena de llamados a la EPE por cables caídos, y cientos de hogares quedaron a oscuras, que se irán reponiendo a lo largo del día. El sábado hubo un tornado en la zona de Carlos Pellegrini que generó cortes totales de luz, y granizo en el departamento de Belgrano

El cielo se enojó, centelleó en largos relámpagos por el oeste, pero al final llovió poco. Sin embargo, el viento corrió fuerte, a más de 80 kilómetros por hora entre las 0.50 y la 1.20 de la madrugada de este lunes, y por fortuna no hubo que lamentar heridos, pero sí destrozos. Si lo sabrá el dueño del auto al que se le cayó un árbol encima en Corrientes al 100.

El subdirector de Defensa Civil, Gonzalo Ratner, confirmó a Rosarioplus.com que la tormenta en un momento llegó a los 83 kilómetros por hora, por lo que este lunes se realizaban operativos con las cuadrillas para conocer el panorama local, que afortunadamente no dejó víctimas.

La vocera de la Empresa Provincial de la Energía, Cecilia Chitarroni, detalló que por la tormenta cayeron varios cables de media tensión, dejando sin luz a miles de hogares de la ciudad, pero con el correr de la mañana el servicio se fue restableciendo. Lo describió como “un corte lógico por tormentas, sin demoras en recomponer el servicio y sin situaciones conflictivas, más que la planta de La Egipciana”.

Chitarroni detalló las zonas que continuaban a media mañana sin servicio de energía: barrio El Espinillo (por desperfectos en la baja tensión), Gorriti, vías del Ferrocarril, Campbell y Bahía Blanca; Schweitzer, Gonzales del Solar, Bv. Argentino y el arroyo Ludueña; y Cochabamba, La Paz, Alsina y Felipe Moré.

Sobre el panorama en la región, Ratner aseveró que la tormenta del sábado fue muy fuerte con caída de granizo en el departamento de Belgrano y en la provincia de Córdoba. También el fin de semana un tornado azotó las localidades de Carlos Pellegrini y Cañada Rosquín, en el departamento San Martín. Volaron techos de chapa de viviendas y galpones, se inundaron las calles y la plaza central quedó sepultada bajo la caída de casi todos sus árboles en la ciudad natal de León Gieco. Más allá de tantos daños, no hubo que lamentar víctimas.

Producto de ese tornado, cayeron cuatro torres de hormigón que sostienen la línea aérea de alta tensión que vincula las localidades de San Jorge con Las Rosas, dejando a varias comunas completamente a oscuras.

El Servicio Meteorológico informó que sigue el alerta por lluvias y tormentas aisladas que podrán ser localmente fuertes en Rosario.

Se reportaron árboles caídos en Mitre y Salta, frente a la plaza Guernica; en Corrientes entre Salta y Jujuy, que provocó daños en un vehículo que estaba estacionado; en Laprida y avenida Pellegrini, que también ocasionó destrozos en un rodado.

Además se reportó la caída de seis columnas del alumbrado público en distintas zonas. El viento provocó además voladuras de chapas. Una de ellas quedó sobre el cantero central de bulevar Oroño, casi esquina Güemes.

Los trabajos continuarán durante la mañana. Para denunciar inconvenientes por la tormenta llamar al 103.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo