Tres películas que hablan, a su manera, sobre la fantasía de la inmortalidad

¿Qué es más creible: un gato que resucita porque lo entierran en un cementerio indio, o un evangelista argentino que triunfa en el mundo por contar que un hombre hace dos mil año resucitó para expiar el pecado de la humanidad? En ese brete nos pone la industria del cine esta semana. 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo