sec-juego

Rosario Central, con la vara algo más alta

Rosario Central volverá en 2019 a la escena internacional, nada menos que en la fase de grupos de la Copa Libertadores. El hecho le traerá al club jugosos ingresos económicos y también le devolverá algo del prestigio perdido en años pasados, de vacas flacas. El Canalla no puede llegar mejor parado a la cita: lo hará con un DT dos veces campeón y con un plantel que se jerarquiza en este mercado de pases. Son varios los motivos por los cuales el hincha exigirá más a pesar del reciente éxito. 

El calendario será apretado entre Superliga, Supercopa Argentina y la Libertadores, por eso Edgardo Bauza le solicitó a la dirigencia que incorpore nuevas caras al plantel que se quedó con la Copa Argentina. El Patón consiguió ese éxito con una base bien marcada y repitiendo casi de memoria un once inicial pero ahora necesitará algo más.

En ese sentido, la llegada de Fabián Rinaudo es una gran noticia para el entrenador. Fito le dará al Patón la posibilidad de jugar con un cinco clásico, algo que faltó en el semestre que se terminó, dando más libertades a Ortigoza y Gil (si es que el Colo sigue).

La otra buena noticia que está al caer en Rosario Central puede llegar desde Colombia. Jarlan Barrera ya envió buenas señales hacia Arroyito y si finalmente se incorpora puede convertirse en el nexo ideal entre el mediocampo y la delantera. El talentoso mediapunta está ansioso por demostrar lo que puede dar fuera de su país luego de consagrarse campeón con Junior de Barranquilla.

Los otros motivos que encienden la ilusión en el hincha ya están en casa. Central encarará la Libertadores con un entrenador bien cotizado en toda Sudamérica y que ya levantó el trofeo dos veces (con LDU y San Lorenzo). A varios equipos del continente les gustaría tener a Bauza al mando del plantel que encarará la máxima cita continental.

A la presencia del Patón vale sumarles las de Néstor Ortigoza y Matías Caruzzo, dos campeones de la Libertadores con Bauza en San Lorenzo ya adaptados plenamente al mundo Rosario Central.

Claro que la misión no será nada sencilla. El plantel tendrá que vérselas con durísimos rivales en la Copa sin descuidar la Superliga por lo que también será importante que no haya un freno en la producción de jóvenes talentos que puedan dar una mano. En ese plano asoman Francesco Lo Celso (hermano de Gio, convocado al Sudamericano Sub 20), Gastón Ávila y Alan Marinelli son algunos de los valores que ya piden pista.

En un contexto favorable, con un título conseguido, toda la estructura de Rosario Central encarará un año de exigencias varias, el primero completo para la dirigencia que asumió en octubre pasado. Y el hincha, claro, pedirá algo más porque está en su esencia.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo