sec-juego

El análisis de un Central sin juego pero con eficacia

Central no jugó bien pero fue efectivo (Foto: Juan José García)

El Podio

Fernando Tobio: Con poco, su mejor partido en Central. Gran anticipo ofensivo de cabeza en el gol. En el final del primer tiempo, cerró con lo justo un peligroso remate de Soldano. En la segunda parte, se ganó una amarilla por golpear lejos del área.

Fernando Zampedri: Marcó presencia y complicó desde su oficio. Aguantó bien la pelota y generó varias faltas. Importante en el juego aéreo defensivo.

Leonardo Gil: Desde otra ejecución suya en pelota parada, un córner desde la derecha, Central generó un gol. Escaso aporte a la hora de dar una mano en la recuperación. Aunque esta vez se lo notó más participativo en la distribución.

Quedó en deuda

Oscar Cabezas: Flojísimo debut. En su primera intervención importante le metió un topetazo a Gamba, y lo sacó del partido. En la segunda, también cortó con falta y lo amonestaron. Desde entonces, jugó al filo de la tarjeta roja. Mostró gran condición física, pero escasos recursos futbolísticos.

Los demás

Jeremías Ledesma: Disfrutó de la falta de fuego que mostró Unión. No le tocó atajar ninguna en el primer tiempo. Y casi no lo exigieron en el complemento. No estuvo preciso con el pie.

Paulo Ferrari: Tuvo algo de trabajo en el complemento, y en la marca cumplió. Como el equipo estaba con uno menos, no se proyectó nunca.

José Luis Fernández: Algo inseguro, tanto en la marca como con la pelota. De todos modos, por su sector no lo complicaron tanto.

Andrés Lioi: Cada vez que apareció en el partido aportó cosas interesantes, aunque no determinantes. En el complemento, se comprometió en la traea de la recuperación, y lució menos.

Maxi González: Con un par de intervenciones temerarias se ganó dos amarillas y dejó al equipo con 10 en el cierre del primer tiempo. Otra vez estuvo muy solo para recuperar, y lo pagó caro.

Federico Carrizo: Cuando se juntó con Lovera, el equipo tuvo algo de fútbol. Pero lo hicieron a cuentagotas. Se lo notó muy impreciso a la hora de cerrar las jugadas. Lo mejor, un disparo de mitad de cancha que salvó Fernández con lo justo por arriba del travesaño.

Maximiliano Lovera: Jugó retrasado sobre la izquierda, se asoció con Carrizo, y complicó con su habilidad.  Pero le costó darle buen final a sus intervenciones. Por necesidad, se fue reemplazado en el entretiempo.

Ingresaron luego

Joaquín Pereyra: Ingresó para manejar la pelota en el medio, y le costó demasiado. En su primera intervención perdió una pelota en la salida, cometió una falta y lo amonestaron.

Joel López Pisano: Debutó ingresando en los últimos cinco minutos. Aunque es zurdo, se instaló en el medio sobre la derecha. Pero casi no entró en juego.

Alfonso Parot: Ingresó para jugar el tiempo agregado. Imposible evaluarlo.

El técnico

Leo Fernández: Al equipo le volvió a costar horrores generar juego. En el primer tiempo llegó una sola vez, con pelota detenida, y convirtió. Gracias a esa efectividad, se quedó con los tres puntos. Aunque para lograrlo, tuvo de impensado socio a Unión. El Tatengue, que llegó al Gigante tercero en la tabla, mostró poco y nada para justificar su presente. Y no siquiera supo aprovechar el hecho de jugar un tiempo entero con un hombre más, por la expulsión de Maxi González. Sin juego, gracias a la pelota parada, Central encontró el primer triunfo en 2018.  

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo