La policía capturó a un ladrón que el sábado llevó a su hijo de 11 años a cortar el pelo pero terminó asaltando el comercio con una pistola de juguete que escondía el niño.

El hecho sobresale en la crónica policial por insólito. Ocurrió el sábado a la tarde en una peluquería de Munro, en el conurbano norte de Buenos Aires. Hasta allí llegó un hombre acompañado por su hijo de 11 años. el chico se sentó en la silla de corte, según reflejan las imágenes de seguridad que captó una cámara en la peluquería del partido de Vicente López.

Minutos antes de las 16 y cuando el peluquero terminó de cortarle el cabello a un niño de 11 años, se puede observar en el video que éste baja de la silla, extrae de su cintura un revólver y se lo entrega a su papá, que encañona al peluquero y le exige dinero y sus elementos de valor.

El padre quedó detenido, el niño fue puesto a cargo de su madre.
El padre quedó detenido, el niño fue puesto a cargo de su madre.


Voceros policiales indicaron que el hombre y el niño escaparon del local después de apoderarse de unos 3.000 pesos y de golpear al estilista.

El asalto fue denunciado al 911 y tras un rápido accionar de los móviles del Comando de Patrullas y de la comisaría 3ra. de Vicente López, cerca de la peluquería asaltada, en la calle San Lorenzo 3300, la policía detuvo al presunto autor del asalto junto al niño.

“En el momento de la aprehensión, la policía pudo ver cómo el nene descartó el arma, que finalmente quedó comprobado que era un revólver de juguete”, dijo una fuente judicial.

Al tener sólo 11 años y ser inimputable, el niño fue entregado a su madre en la comisaría, pero el padre, de 45 años y cuya identidad se reserva para resguardar al menor de edad, quedó aprehendido a disposición del fiscal Gastón Larramendi, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Vicente López Oeste.

La causa quedó caratula como “robo agravado por el uso de arma no apta para el disparo y por su comisión en compañía de un menor”.

“Es un hombre con antecedentes”, confió a una de las fuentes judiciales consultadas, que además adelantó que, luego de la indagatoria, el fiscal Larramendi pedirá la conversión de la aprehensión en detención.