Fabián Améndola, abogado de la familia de Fernando Báez Sosa, comentó este martes que podría haber un nuevo sospechoso en la investigación por la muerte del joven en Villa Gesell. 

De acuerdo con las pericias en los celulares que analizó la fiscal Verónica Zamboni, el "sospechoso 11" habría sido grabado en los videos junto a los diez jóvenes ya imputados, y habría aparecido en el grupo de Whatsapp que compartían los atacantes. "En los videos aparece un sujeto que no es ninguno de los diez imputados. Para nosotros es probable que haya una persona más, pero es materia de investigación", señaló Améndola.

El sujeto está vestido de negro y en los chats los otros involucrados lo mencionan por su apodo. "Claramente integraba el grupo y cumplía el mismo rol que el resto”, subrayó Améndola. 

En el requerimiento de prisión preventiva, Zamboni señala que en el grupo de WhatsApp donde se comunicaban los rugbiers, bajo el nombre "Los del Boca 3", hay un “NN Santino” que en el chat figura como "Salvi" y que, según detalló en su escrito, no se trataría de ninguno de los imputados.

En un principio, los investigadores sospecharon que el onceavo implicado podía ser Pablo Ventura, el remero de Zárate, pero finalmente el juez de Garantías de Dolores, David Mancinelli, lo sobreseyó al comprobar que los detenidos lo acusaron falsamente.

Además, el letrado criticó las excarcelaciones de Juan Pedro Guarino y Alejo Milanesi, que salieron del penal de Dolores esta semana porque nadie los señaló en las ruedas de reconocimiento aunque continúan imputados. Para la querella, ambos colaboraron en la muerte de Fernando al "impedir con su presencia que otros auxiliaran a la víctima".

Este martes trascendió que el abogado de los imputados, Hugo Tomei, pediría una morigeración de la prisión preventiva en el caso de que el juez de Garantías confirme la prisión preventiva para los otro ocho acusados.