El concejal Roy López Molina recogió el guante ante las declaraciones del resto de los ediles macristas quienes lo acusaron de "traidor" por cerrar un acuerdo con el oficialismo, La Cámpora y Ciudad Futura a cambio de la vicepresidencia primera que implicaba negarle la presidencia del cuerpo a Alejandro Rosselló

“La discusión política de fondo es si nos queremos convertir en socialistas o queremos respetar al 40% (del electorado) que nos eligió. Todo un sector de Cambiemos encabezado por Federico Angelini está desesperado por irse debajo del ala de Miguel Lifschitz”, consideró en Sí 98.9, entre el fundamento y la chicana política.

"Mi límite es no terminar bajo el espacio del socialismo, el principal responsable del avance del narcotráfico en Rosario", arremetió. Además explicó que no acompañaron "una estrategia que llevaba a Juntos por el Cambio a un abismo sin retorno", en referencia a la candidatura de Alejandro Rosselló. 

Por último, acusó que quienes "patalean porque perdieron la presidencia ven que pierden una fuente de financiamiento público de la política". "Por eso los gritos, el enojo y los insultos”, disparó López Molina.