Después de haber contraído y padecido el coronavirus, Andy Kusnetzoff está listo para volver a lo suyo, la pantalla de TV. Será este sábado a las 22 por Telefe y su habitual ciclo de invitados y cena PH Podemos Hablar, que tuvo que interrumpir cuando su diagnóstico dio positivo. "Tuve una neumonía bastante grande, la verdad que al virus hay que respetarlo, no es una gripe", dijo en una entrevista con La Nación.

"Hay mucha gente asintomática, pero no es el mensaje para dar. Si te toca, ojalá seas asintomático, pero también puede venirte con neumonía, como en mi caso. Te puede afectar un solo pulmón o los dos. A mí me afectó un solo pulmón y zafé. Si se complica, te tienen que dar corticoides, seguir con plasma, o ir a respirador. No es broma, hay que respetar al coronavirus, no es una gripe", recalcó el animador de TV.

Contó que al saber su diagnóstico sintió angustia por sí mismo y por su entorno. "Se empiezan a hacer cuentas. Uno mira hacia atrás para ver qué hizo y con quién estuvo. Además, el contagio comienza antes de que te aparezcan los síntomas, entonces hay que calcular cuándo comenzaron esos síntomas", expresó.

"Es bastante feo tener que comunicarle al otro que estuvo con vos que tenés covid. Pero me parecía que era lo correcto para que, cada uno, se ocupe lo antes posible", contó sobre el momento en que llamó a las personas con las que había estado antes de su resultado positivo.

"Por suerte no hubo ninguno contagiado. Uno tiene que avisar a nivel general para que se active un protocolo. Alerté a los productores, se avisó al canal, y a los invitados los quise llamar personalmente", dijo.

Kusnetzoff aseguró no tener en claro dónde ni cómo contrajo el virus. "En los últimos meses no fui ni al supermercado, compraba todo online. Anduve un par de veces en bicicleta y nada más. Ni siquiera voy a la radio. Y la grabación de PH está dentro de los trabajos permitidos. Me rijo siempre por las normas. A mí no me gusta calificar de 'esencial' a la televisión porque uno asocia de esa forma a un médico o al personal de seguridad. Pero creo que entretener y distraer está dentro de ese marco permitido. Me pareció bien seguir adelante con PH, pero cuidando mucho a todos los que trabajan en el programa y a los invitados. Inclusive, pedí a todos los técnicos utilizar barbijo y los acrílicos que repartieron en la productora, sacamos decorados para concentrarnos todos en un lugar, cambiamos de estudio y redujimos invitados. Me ocupé de todo eso para que estuviésemos tranquilos. Pero te puede pasar. Si no fuera tan fácil contagiarse, no estaríamos en la situación en que estamos".

Respecto de la conducta de la ciudadanía en la pandemia, Kusnetzoff opinó: "Al que no puede más, y sale al aire libre con barbijo y cumpliendo las reglas, lo entiendo. Pero, sobre todo, entiendo a los que se quedaron sin trabajo y necesitan trabajar. Es una pandemia muy injusta: yo tengo trabajo y hay gente que tiene un negocio que no puede abrir y se funde. No es culpa de nadie en particular, la pandemia es así. Trato de no juzgar".

"A esta altura de la pandemia, creo que cada uno debe tomar el mayor cuidado posible, pero no le podemos exigir a la gente lo mismo que el primer mes, aunque siempre hay que respetar los estrictos protocolos sanitarios. Al que sí juzgo, y me parece una irresponsabilidad, es al que organiza una fiesta y dice que no pasa nada, a los que se juntan para comer un asado entre veinte y sin barbijos. Esa gente sí es responsable de parte de lo que pasa. No es lo mismo el que no puede más y sale con cuidado, que al que hace una fiesta", finalizó.