El fuerte temporal que azotó a Rosario durante toda la madrugada y con mayor intensidad en la primera mañana dejó sus efectos en la ciudad. Más allá de algunos árboles caídos, las calles anegadas, con una caudal impactante de agua en algunos casos, son la postal de la mañana. 

Desde la Dirección de Defensa Civil de la Municipalidad advirtieron que podría dejar de llover cerca del mediodía, pero se espera que aumente la intensidad del viento. El Servicio Meteorológico Nacional anuncia lluvias para la tarde pero con un poco menos de intensidad de la extraordinaria mostrada al comienzo del día.

El subdirector de Defensa Civil de la Municipalidad, Gonzalo Ratner, indicó a La ocho: “Nuestras estaciones han registrado unos 50 milímetros de agua caída. También se han registrado anegamientos de calles a raíz por obstrucción de boca de tormentas en el centro y macrocentro de la ciudad", remarcó el funcionario.

En el amcrocentro la escena se repitió (Rosarioplus)
En el amcrocentro la escena se repitió (Rosarioplus)