El coronavirus agravó uno de los problemas que ya venía creciendo antes de la pandemia: los casos de violencia de género. Dada la situación de aislamiento muchas víctimas han tenido que quedarse conviviendo con su agresor, lo que volvió más complicado que tengan recursos para pedir protección.

Para buscar alguna manera de ayudar a estas víctimas, la agrupación Canadian Women’s Foundation ha aprovechado el gran uso que han tenido las apps de videollamadas para que con una discreta señal con la mano a la persona con la que esté hablando, la víctima pueda pedir ayuda.

Una usuaria de TikTok la enseñó en un video al recrear una conversación con una amiga, y mientras hablan de recetas de repostería aprovecha para levantar la mano, meter el pulgar tocando la palma y la cierra completamente en un puño.

El video y la idea se volvieron un éxito, lo que hizo que muchas personas cuestionaran si podría llegar a funcionar teniendo en cuenta la viralidad que logró el contenido y que podría generar el efecto contrario al deseado por la iniciativa. Por otro lados, otros han celebrado la iniciativa y hasta Billie Eilish lo ha compartido con sus mas de 64 millones de seguidores.