Este jueves, la organización villera La Poderosa, conocida por su revista La Garganta Poderosa, emprendió viaje hasta Porto Alegre en donde se desarrolla su segundo Congreso Latinoamericano que comienza este viernes y finaliza el domingo en el complejo Casa do Gaucho, un espacio de eventos que se llenó de consignas, pancartas y paneles de diferentes partes del continente.

Hasta allí partió también la delegación de Rosario con un colectivo lleno de gente de Los Pumistas, el asentamiento del barrio Empalme Graneros, donde La Poderosa tiene su casa y principal trabajo territorial en la ciudad. Se sumaron militantes de otros espacios y medios de la ciudad, entre ellos Rosarioplus.com.

La elección del vecino país como lugar de encuentro no es casual. El colectivo -nacido en Villa Zabaleta en el 2004- se manifiesta en contra de la política que se está desarrollando en distintos países de Latinoamérica y ve en Brasil una de las expresiones más tremendas. En esta línea, el congreso pide por la liberación del ex presidente Lula Da Silva.

El colectivo número 21, en el que viajó Rosario, proclamaba la liberación de Lula cantando. A lo largo de un día de viaje, varios termos de mate, desayuno, almuerzo y cena en el colectivo, se entonaron distintas consignas. “Lula está castigado por abrirnos la escuela, Lula está secuestrado cuenten otra novela. Somos todos villeros de una misma favela, somos negros torneros de la verdeamarela”, decía uno de los cantos que más se escuchó.

Un total de 23 colectivos entraron durante esta mañana A Porto Alegre para acomodarse en los distintos alojamientos -la Poderosa Rosario se aloja en un salón del Sindicato de trabajadores Metalúrgicos de la ciudad, que en su puerta pide por la libertad del también ex trabajador metalúrgico- y de ahí ya partir hacia donde se desarrolla el congreso.

Las actividades arrancarán durante este viernes por tarde y, entre paneles y ferias, habrá un homenaje especial a Mariel Franco, la joven activista de los derechos humanos y concejal del Partido Socialismo y Libertad, asesinada el pasado 14 de marzo en la ciudad de Río de Janeiro. Este viernes Mariel cumpliría 38 años, así que en su honor se marchará para reclamar justicia y reivindicar su lucha, algo que también se escuchó en los cantos que se entonaron durante viaje: “Soy el grito de la villa, la garganta de mi piel. Soy villera y favelera. Soy costilla de Marielle”, fue la consigna con la que se entró a la ciudad.

A lo largo de tres días se realizarán distintas actividades que buscan pensar el movimiento de mujeres, el acceso a la tierra, la represión de estado y el rol de los organismos de derechos humanos en estas luchas.

Cronograma de actividades