La Patente Única de Vehículos presentó un fuerte aumento en su primera cuota, y los santafesinos entraron en pánico al observar actualizaciones de entre el 80 y el 115%. El incremento se explica como consecuencia de la suba del valor de los vehículos y el esquema de actualización establecido por ley tributaria provincial.

Luego de conocerse los nuevos valores, este lunes ingresó a la Legislatura provincial un pedido para que el gobernador Omar Perotti reconsidere la suba del impuesto. 

 

Atila1889 on Twitter

 

La radical Georgina Orciani y su par Juan Cruz Cándido, integrantes del Bloque del Frente Progresista, presentaron la iniciativa donde se le pide al gobernador que tome solo el 50% del valor del precio de los vehículos. “Es abusivo que después del aumento de patentes que había pedido Perotti, los contribuyentes se encuentren con un aumento hasta cuatro veces mayor”, indicaron los diputados.

La propuesta, que cuenta con el acompañamiento de otros integrantes del bloque de la UCR, pide al Ejecutivo que “evalúe la posibilidad de readecuar los valores de la Patente Única Sobre Vehículos, respetando el aumento autorizado por la Legislatura y considerando para dicho cálculo sólo el 50% del revalúo del precio de vehículos”.

 

Juan Cruz Cándido 💚 on Twitter

 

Los legisladores explicaron que “a finales del 2020 se aprobó – dentro de la Ley Tributaria 2021 – un reajuste de los montos imponibles sobre la patente. Después, vino un revalúo del precio de los vehículos que mostraron un fuerte aumento ya que uno de los condicionantes es el tipo de cambio. Este último punto generó que los contribuyentes se encuentren con incrementos exorbitantes en el valor de la patente”.

En tanto, el gobierno provincial tendría la intensión de establecer un techo en las cuotas de hasta el 50% a partir de la cuarta y quinta cuota, dado que ya fueron emitidas las tres primeras (con vencimientos en los meses de febrero, abril y junio respectivamente). Para lograr esto, la Casa Gris tendrá que lograr consenso con los intendentes de las principales ciudades de Santa Fe y comunas, quienes reciben el 90% de la recaudación del impuesto.