Según un estudio estadístico realizado en lo que va de la pandemia, las aseguradoras de riesgos de trabajo (ART) beneficiaron a Ciudad de Buenos Aires (CABA) y Buenos Aires en detrimento del resto del país en lo concerniente al reconocimiento del covid 19 como enfermedad profesional. Se estima que estas empresas se ahorraron de esa manera más de $200 millones sólo por los casos no reconocidos de covid 19 en las provincias de Santa Fe y Córdoba. 

El trabajo estadístico elaborado por Juan Manuel Ramb, asesor de la Federación Santafesina de Trabajadores Municipales (Festram), ingeniero industrial, docente universitario y especialista en Higiene y Seguridad Laboral, a partir de un análisis de los últimos informes que publicó la Superintendencia de Riesgos del Trabajo, da cuenta de las diferencias de tratamiento que las ART dieron a los casos de COVID-19 en el ámbito laboral según en qué provincia ocurriesen.

En CABA y Provincia de Buenos Aires los casos laborales representaron más del 15% del total de casos de Covid-19 de la población, mientras que en Santa Fe y Córdoba ese porcentaje solo llegó a representar el 3%. No porque hubiese menos casos, sino por el tratamiento que las aseguradoras les dieron a los caso, lo que dejó a los trabajadores y trabajadoras de estas provincias en situación de vulnerabilidad. 

Según explica Ramb “las compañías aseguradoras nunca pierden, lo que se gasta de más por un lado se recupera por el otro. Es por esta razón que la excelente cobertura brindada por las ART a los trabajadores y empleadores de CABA y Buenos Aires fue financiado por la pésima cobertura brindada al resto de las provincias, principalmente en Santa Fe y Córdoba”

Las ART utilizaron el artículo 5º del DNU 367/20 que declara al Covid 19 como Enfermedad Profesional (EP), ya que el artículo establece que será reconocido como EP hasta sesenta días después de finalizado el plazo de aislamiento social, preventivo y obligatorio (ASPO).

En Santa Fe, la fase de ASPO se terminó el 8 de Junio, por lo tanto, según lo que expresa el decreto 367/20, 60 días después, es decir el 7 de Agosto, dejó de regir para los trabajadores santafesinos la cobertura del covid 19 como enfermedad profesional.

 

 

El informe destaca que “hasta el 7 de agosto, en la provincia de Santa Fe se habían registrado 2.047 casos. A partir de esa fecha y hasta el 12 de septiembre, día en que algunos departamentos volvieron a la fase de Aislamiento por decreto provincial, se produjo un aumento exponencial de casos, registrando 15.515 casos en dicho período. Es decir, que justo en el momento en que el coronavirus empezó a afectar con mayor fuerza y se incrementaron exponencialmente los contagios, las ART dejaron de tener la obligación legal de cubrir los casos en el territorio santafesino. Similar proceso ocurrió en la provincia de Córdoba”

El ingeniero industrial afirma también que “más allá de los tecnicismos del decreto, y al cual las ART apelaron para rechazar las denuncias de enfermedad de covid 19 como laboral, el espíritu del decreto fue vulnerado, y por eso los trabajadores de la provincia fueron discriminados por las ART, que dentro del sistema de riesgos del trabajo, es el actor encargado de reparar el daño”

Según los cálculos del trabajo estas maniobras de las ART les permitieron un ahorro estimado en más de 200 millones de pesos en el 2020 sólo en las provincias de Córdoba y Santa Fe, y sólo en materia de cobertura del covid 19. A este ahorro, hay que agregarle una tendencia que hasta el tercer trimestre del 2020 marcaba un año con un 22,5% menos de accidentes en Santa Fe y un 28,4% en Córdoba respecto al 2019 producto del parate productivo”

Los números de allá y de acá

Al 4 de diciembre, a nivel nacional, se habían reportado 1.448.092 casos de covid 19 en la población. De ese total, 199.643 fueron reconocidos por las ART como laborales, es decir el 14%. Esto quiere decir que en promedio nacional  cada 100 casos de covid 19 que se registran, 14 son de origen laboral reconocidos por las ART.

 

 

“Si se compara Provincia por Provincia, se puede observar que en Provincia de Buenos Aires mantiene una proporción similar a la media nacional, que CABA duplica y más, pero que Santa Fe y Córdoba (terceras y cuartas en cantidad de casos respectivamente) tienen una relación de casi 5 veces menos que la media nacional. Se debe tener en cuenta, que de seguir la media nacional, en Santa Fe debería haberse reconocido en total 21.000 casos laborales y en Córdoba, 16.000”, señala el informe.

Es importante destacar que esta diferencia de contagios contabilizados como enfermedad laboral no se dio por menos casos de COVID-19 en el ámbito laboral de Santa Fe, sino por menos reconocimientos de los mismos por parte de las ART.

En muchas de las grandes industrias de la provincia como Acindar en Villa Constitución o las agroexportadoras del cordón industrial (que fueron declaradas esenciales), el reclamo por el reconocimiento del crecimiento de los contagios, y la implementación de protocolos en los lugares de trabajo estuvo presente con fuerza 

“El promedio de gastos de las ART en atención de los casos de COVID-19 es de casi $ 8.000. Es decir que sólo por los casos que no se le reconocieron a Santa Fe y Córdoba, las ART se ahorraron más de $ 220 millones. Y esto sin tener en cuenta que Santa Fe y Córdoba tienen un 22,5% y un 28,4% menos de accidentes respectivamente. En definitiva, fueron las provincias del interior del país, y principalmente Santa Fe y Córdoba quienes financiaron el reconocimiento del covid 19 laboral a CABA y Buenos Aires”, concluye el informe.