El conflicto laboral en Guerrero Motos continúa sin resolverse. Este jueves debía hacerse una audiencia de conciliación convocada por el Ministerio de Trabajo provincial, pero fracasó al no haberse presentado la empresa. Sí asistieron los 23 trabajadores a los que la empresa niega el acceso a la planta desde diciembre y el gremio que los representa, SMATA. Esta misma semana, cabe recordar, hubo dramatismo en un piquete, cuando uno de los despedidos se roció con nafta y amenazó casi se quema a lo bonzo.

Román Moyano, el Secretario Gremial del gremio, señala a Rosarioplus.com: “La empresa venía bien, se vendieron muchas motos durante la pandemia. Pero hacia fin de año empezaron los conflictos. Para nosotros, la raíz de todo esto es que ellos cambiaron su estudio de abogados y empezaron a generar causas. Empezaron a hacer descuentos indebidos en los recibos y cuando hicimos los reclamos, el 23 de diciembre metieron una lista de gente que ya no podía entrar a la fábrica. Encima enviaron sólo algunos telegramas, por lo que muchos ni siquiera fueron despedidos. Hicimos protestas en San Lorenzo, adonde está la planta y en Alberdi, acá en Rosario, adonde está el local comercial. En uno de esos reclamos, el dueño de la firma prendió fuego el auto de un compañero”.

La escena a la que alude Moyano se dio el 19 de diciembre pasado y quedó registrada en videos de redes sociales. El titular de la firma Guerrero llegó al piquete de trabajadores y al patear un pallet que estaba encendido, el fuego llegó al vehículo de uno de los empleados.

Conflicto en Guerrero Motos.

 

Moyano explica: “En la planta hay 60 trabajadores bajo convenio y otros veinte que no están conveniados. De esos, hace poco más de un mes que hay 23 a los que no dejan entrar. Hemos hecho constataciones con el Ministerio de Trabajo, porque el personal se presenta  pero no lo dejan ingresar. Pero es muy complicado, porque la empresa no cumple la ley y ahora ni siquiera se presentaron a la audiencia. Y el problema extra que tenemos ahora es que está la feria judicial, porque si no haríamos un recurso de amparo para que puedan volver al trabajo”.