“Kiko de zona sur” cumplió su sueño. Alejandro Amaya, el hincha de Newell's que copó las redes sociales y los grupos de WhatsApp por su singularidad al gritar "Vamo' Newell's", fue invitado al predio Jorge Griffa donde entrena el plantel profesional y conoció a Maxi Rodríguez.

En Instagram se convirtió en furor por su defensa férrea a los colores rojinegros, incluso se generó una simpática disputa con el "Chinguenguencha", un hincha de Rosario Central que se viralizó por un video casero.

A veces lo toman en el límite entre lo simpático y la burla. Él dice estar cómodo con la popularidad y cariño que logra en la calle. Todo el tiempo le piden que grite “Vamo’ Ñubel” ya sea en la calle o en videos que se viralizan rápidamente. Con una historia dura a cuestas, ahora vive junto a una familia en barrio Tío Rolo que lo "adoptó". Su sueño era conocer a Maxi Rodríguez y esta semana pudo lograrlo. Hasta ligó una camiseta del capitán leproso.