El gobierno cruzó a Lanata por la estación satelital en Neuquén

El gobierno nacional salió a defender el acuerdo firmado con China para la instalación de una estación satelital en Neuquén para apoyar un programa chino de exploración lunar, tras un crítico informe emitido este domingo por el programa Periodismo Para Todos. En un comunicado, el Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios desmintió varios de los puntos emitidos en el envío del periodista Jorge Lanata.

En el texto se califica de “falaz y malintencionado” el informe. “El acuerdo suscripto es similar al celebrado por la república Argentina con la Agencia Espacial Europea, ESA, implementado en Malargüe, provincia de Mendoza”, plantearon, a la vez que rechazaron por incorrectas muchas de las críticas. 

Se subraya en el comunicado: “No existen cláusulas reservadas o secretas y todo lo convenido soberanamente por ambos países” en el acuerdo de cooperación entre los gobiernos de Argentina y China sobre la construcción, el establecimiento y la operación de una estación de espacio lejano de China en Neuquén, en el marco del Programa Chino de Exploración de la Luna, “suscripto el 23 de abril de 2014, aprobado por el Congreso el 25 de febrero de este año mediante la sanción de la ley 27.123”, detallaron.

Desde el gobierno aclararon que “la estación tiene fines científicos y civiles exclusivamente, centrándose en realizar tareas de monitoreo, control y bajada de datos de las misiones de exploración interplanetaria chinas en el marco del Programa Nacional de China para Exploración de la Luna y de Marte”. Puntualizaron que “será la tercera de la red china de estaciones para misiones de exploración interplanetaria, es la más moderna de esta red, y la primera fuera del territorio chino, con una antena de 35 metros de diámetro e instalaciones asociadas para su operación”. El cronograma establece que comenzará a operar el año que viene.

Desde la repartición encabezada por Julio De Vido remarcaron que, para Argentina, “el acuerdo implica importante beneficios, como el acceso por parte de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae) a un mínimo del 10% de tiempo de uso de la antena para desarrollo de proyectos de investigación científica  nacionales y de cooperación regional e internacional, mediante esta tecnología de avanzada, disponibles por primera vez, pudiendo además instalar equipos propios en el sitio para la realización de proyectos de interés para la Argentina”. Además, “permitirá la participación argentina en programas de exploración interplanetaria formando parte del reducido club de países exploradores del universo”.

“Este emprendimiento del gobierno de China significa un inversión extranjera directa de cincuenta millones de dólares que dará trabajo a más de 400 personas permitiendo el fomento del desarrollo económico, tecnológico y educativo de la comunidad; la creación de fuentes de trabajo para la población local y regional, y la promoción del turismo científico con la construcción prevista de un Centro de interpretación educativo en el sitio donde se emplazará la antena”.

“Es falso que el programa tenga implicancias militares o de seguridad”, remarcaron desde el Ministerio de Planificación, ya que “no prevé la implementación o el despliegue de actividades militares valiéndose de la tecnología y de las capacidades a ser instaladas en nuestro país”. 

Sobre la elección de Neuquén como sede, subrayaron: “Se analizaron sitios en distintas provincias argentinas que compitieron con diversos sitios en Chile, considerada como otra posible sede para la antena china” y que Neuquén resultó la elegida por ser “la más adecuada para su instalación”.

“Desde el año 2003 Argentina impulsó el Plan Nacional Espacial”. Hasta fines del 2015 habrá invertido más de 10.000 millones de pesos para el desarrollo espacial. “Somos pioneros y consolidamos nuestra soberanía en este ámbito”. 

Analizaron, finalmente: “No es casualidad que este informe salga el mismo día que el diario La Nación volvió a cuestionar sin fundamentos otro proyecto estratégico para el desarrollo nacional como son las represas Kirchner-Cepernic. En definitiva les molesta una Argentina soberana y federal, que tenga autonomía en la toma de decisiones políticas , económicas, científicas, culturales  y que lo haga en defensa del interés del pueblo argentino”.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo