La jueza Hebe Marcogliese.
La jueza Hebe Marcogliese.

La jueza penal Hebe Marcogliese imputó a un hombre de abuso sexual contra la hija de su concubina, de sólo siete años de edad, y le dictó prisión preventiva. Se trata de un portero de edificio de 51 años que la policía apresó el martes, luego de que su mujer lo denunciara por la agresión contra la niña.

El abuso ocurrió la semana pasada en la vivienda que compartían en el barrio República de la Sexta. La fiscal de la Unidad de Delitos Sexuales, Graciela Argüelles, promovió la captura que tuvo lugar el martes a la mañana en una torre de departamentos de Rioja al 600, donde el acusado trabajaba.

En el marco de la investigación se hicieron peritajes psicológicos y médicos a la niña, que la fiscal expuso en la audiencia imputativa celebrada este miércoles.

Argüelles solicitó encuadrar al acusado bajo la figura de abuso sexual agravado por la condición de la víctima, una menor de edad y, además, hijastra del agresor. Sin embago, Marcogliese lo imputó de abuso sexual simple, y le otorgó prisión preventiva domiciliaria por 45 días, aunque en otra vivienda diferente de la que habitan su mujer y la niña. En la misma resolución, la jueza estableció que una hija del acusado sea la garante de que su padre cumpla con el mandato judicial.