Un rosarino en la lista de los fugadores de dólares durante el macrismo

La “Formación de Activos Externos del sector privado no financiero”, también llamada “fuga de capitales”, se triplicó entre 2015 y 2019 y superó los 86.000 millones de dólares durante los cuatro años de Gobierno de Mauricio Macri. Dentro del grupo selecto de empresarios que transfirió dinero al exterior se encuentra el presidente de la Asociación de Clínicas, Sanatorios y Hospitales Privados, el rosarino Roberto Villavicencio, titular de Grupo Oroño.

El reconocido empresario local de la medicina se encuentra en la lista de personas físicas que formaron activos externos durante el gestión de Cambiemos, según la información publicada por el portal El Cohete a la Luna, en base a los datos del Banco Central.

Mientras el millonario aprovechaba las facilidades del gobierno macrista para la adquisición de dólares con destino extranjero, el Sindicato de Médicos de la República Argentina (AMRA) seccional Santa Fe realizaba una serie de inspecciones en los sanatorios de la ciudad para constatar que "la cifra de los médicos precarizados en los sanatorios es de casi el 100 por ciento".

"Los dueños de los sanatorios son médicos y conocen que hay un ser humano sufriendo y haciendo su trabajo como puede, esto para nosotros es dolorosísimo", lamentaba entonces Sandra Maiorana, secretaria general de AMRA, en diálogo con Rosarioplus.com.

En febrero de este año, representantes de la entidad gremial, junto con inspectores del Ministerio de Trabajo, llevaron adelante una inspección en los servicios de Terapia Intensiva Pediátrica, Neonatología y Guardia Externa del Sanatorio de Niños, perteneciente al Grupo Oroño, donde se verificó que "todos los médicos se encontraban sin la correcta inscripción y alta laboral, desempeñándose sin relación de dependencia (en negro), en algunos casos con mas de veinte años de antigüedad, violando las leyes de contrato de trabajo y careciendo de los derechos mas elementales (como vacaciones, licencias por enfermedad, maternidad, aguinaldo y jubilación), siendo víctimas de la explotación laboral diagramada por los mismos colegas".

En el año 2007, AMRA comenzó a dialogar con los referentes de la Asociación de Clinicas, Sanatorios y Hospitales Privados de Rosario, presidida por Villavicencio, para establecer un convenio colectivo de trabajo que regule la actividad de los médicos en las instituciones de salud privada. Tras varios años de negociación, en 2015 se llegó a un acuerdo "muy básico" y se envió el documento al Ministerio de Trabajo de la Nación para su homologación. Con la llegada de Cambiemos a la presidencia, y de Jorge Triaca a la cartera laboral, el expediente quedó "cajoneado" por varios años.

Recién en 2019, tras la renuncia de Triaca y la reducción del ministerio a secretaría, el acuerdo obtuvo el visto bueno del gobierno nacional y comenzó a implementarse en la ciudad. Sin embargo, las empresas rosarinas nunca respetaron el convenio.

Villavicencio, incluido en la lista de las 100 mayores
fuga de divisas durante el macrismo.

Además del Sanatorio de Niños, el conglomerado de instituciones del holding cuenta con el Sanatorio Parque, el  CER (Centro de Emergencias de Rosario), el Cen (Centro de Emergencia de Niños), el ICR (Instituto Cardiovascular de Rosario), Diagnóstico Médico Oroño,  Elas, Diagnóstico de la Mujer, Cibic Laboratorios, Maternidad Oroño, Fertya, Ineco, Neurociencias Oroño.

En tan solo cuatro años, Villavicencio se hizo de 7.039.454 dólares y los sacó del país, según la información del BCRA revelada por el portal de Horacio Verbitsky. En dicho período, los profesionales de la salud siguieron sufriendo las consecuencias de la precarización laboral.

Sin ahorros frente a la pandemia

A fines de mayo, el presidente del Grupo Oroño brindó una entrevista al portal ON24 y admitió que accedió a los subsidios del gobierno nacional para que su compañía pueda atravesar la pandemia sin "tener que cerrar parcial o totalmente".

"El Gobierno Nacional ha ayudado mucho a través de las diferentes medidas; estamos pagando nada más que el 5% del SIPA y eso es importante. Además, en abril, pagaron el 50% del salario bruto, así que son medidas bienvenidas. También la resolución que les da $ 5.000 para nuestros médicos", señaló el empresario, al ser consultado sobre las medidas que Alberto Fernández tomó tras decretarse la cuarentena obligatoria.

El negocio de las prepagas

En el año 2003, el Grupo Oroño decidió crear Medicina Esencial y sumar una cobertura de salud a su sociedad de empresas. De esta forma, la firma que nació a mediados del siglo XX se incorporó a uno de los sectores que también se benefició durante el macrismo: las prepagas.

El gobierno de Cambiemos cerró su período de cuatro años con niveles récord de aumentos de precios, entre los que se destacan la cuota promedio de las prepagas, que se disparó 330 por ciento en ese lapso, según el relevamiento del Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda (Undav). 

Mientras entre 2012 y 2015 el promedio de aumentos anuales de cuotas de Empresas de Medicina Prepaga autorizados fue de 25 por ciento, entre 2016 y 2019 será de 43 por ciento. El mayor aumento anual de los últimos 8 años será el de 2019 que, incluyendo el aumento de 12 por ciento autorizado para diciembre, acumulará en el año 62,1 por ciento”, detalla un documento del Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz (CESO).

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo