sec-corbata

Médicos, docentes y estatales se manifestaron en el centro rosarino

Amsafe Rosario, junto con los trabajadores estatales nucleados en ATE Rosario y los médicos de Siprus, se movilizaron este martes por la mañana desde plaza Pringles hasta la sede de Gobernación (Santa Fe y Moreno) por la reapertura de paritarias.

Los diferentes gremios exigen un aumento de sueldos y jubilaciones, el establecimiento de un salario de emergencia para los maestros reemplazantes y una mejora en las condiciones de trabajo.

En tanto, la jornada de lucha de los médicos de Siprus tendrá una extensión de 48 horas y se iniciará en consonancia con la jornada nacional de la federación del sector, Fesprosa. En la concentración de este martes se respetarán las normas de seguridad sanitaria y distancia social obligatoria. Además, este miércoles, el sindicato visibilizará sus reclamos con intervenciones, asambleas y otras iniciativas en los lugares de trabajo, sin atención al público. 

A los reclamos por salarios dignos se suman la devolución de descuentos, el pago de deudas y el pase a planta camino a erradicar la precarización laboral en el sector. 

“Se definió una Jornada Provincial de Lucha con paros, asambleas públicas, acciones en los sectores de trabajo, como en el Hospital Eva Perón de Baigorria, el Gamen de Villa Gobernador Gálvez, el Granaderos a Caballo de San Lorenzo y el San Carlos de Casilda”, detalló la Secretaria General de ATE Rosario, Lorena Almirón. La dirigenta valoró como “muy bueno, participativo, con la voz de todos los sectores y decenas de compañeros y compañeras” el plenario virtual realizado el viernes pasado.

El pliego de reclamos unitarios incluye la reapertura inmediata de la paritaria, el pago de bonos y deudas salariales, condiciones de trabajo dignas tanto en término de contratación y derechos, como seguras sanitariamente, pase a planta del personal precarizado, reincorporación inmediata de precarizados cesanteados y la atención del sector de reemplazantes en el sector educativo, que atraviesan una situación sumamente compleja.

Asimismo se pide un aumento salarial de emergencia para todos los sectores y niveles, más allá del modo de contratación.

La sensación de enojo va creciendo entre los trabajadores dependientes del Estado Provincial, con una paritaria cerrada unilateralmente y el desarrollo de una mesa de diálogo sólo con las direcciones provinciales adictas al Ejecutivo.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo